Reserva Natural El Garcero

De Neotrópicos, plataforma colaborativa.
Saltar a: navegación, buscar
NE de la reserva natural El Garcero desde la copa del árbol emblemático homónimo (Licania arborea L), caido poco después en un vendaval.
Foto L. F. Moreno Beltrán, 04.1991


Cargando el mapa…


La Reserva Natural El Garcero es un fragmento multihábitat de planicie aluvial, ca. 800 ha, ubicadas sobre el brazo de Mompox, 50 km aguas arriba de la ciudad homónima. Allí se centraliza la investigación sobre la estructura y dinámica de la planicie aluvial y el restablecimiento de las condiciones naturales.

Cuenta con una pequeña estación ecológica, con facilidades para acomodar hasta 10 visitantes y un espacio para trabajo de oficina y preparaciones biológicas sencillas.

Localización de la RNG en la isla de Mompox
Tipos de cobertura vegetal en la RNG en 1998


Dentro de la RNG

Generalidades sobre la RNG
Zona de vida (Holdridge) Bosque húmedo tropical
Biotopos/uso del suelo - orillares activos ≈ 54 ha
- albardón mayor (brazo de Mompox) ≈ 69 ha
- albardón menor (caño Caimanes) ≈ 43 ha
- playón ≈ 428 ha
- jagüeyes/pozos/cenaguetas ≈ 15,7 ha
- caños ≈ 3,5 ha
servidumbres/caminos/construcciones ≈ 27,8 ha
Altitud 25 m s.n.m.
Temperatura media anual 29,5 °C (media 1992-1997)
Biotemperatura 21,3 °C (media 1992-1997)
Precipitación media anual 1.574,3 mm (media 1992-1997)
Humedad relativa 84,2% (media 1995-1998)
ETP 1.255,2 mm/año
ETP/P 0,8

El Garcero es el nuevo nombre, conferido por Neotropicos al conjunto formado por las fincas La Buenaventura (en jurisdicción de Hatillo de Loba) y La Floresta (en jusrisdicción de Margarita); las dos fueron adquiridas en 1991. En conjunto, las áreas recibidas de los anteriores dueños suman ca. 600 ha, (La Floresta 450 ha, La Buenaventura 150 ha) aunque el área que figura en la escritura de La Buenaventura es más grande e incluye unas 30 – 40 ha que no se recibieron por estar invadidas por cultivos de pancoger pertenecientes a pobladores de la isla Negritos, frente a la reserva. Se intentó en 1994 canjear estas áreas, útiles para el proyecto, por otras a adquirir en cercanías de El Garcero. Se recibirían sólo si estaban restauradas[1] , sin embargo, la idea no fue lo suficientemente discutida y no se llegó a nada. Es una opción interesante que todavía puede implementarse.

El Garcero fue declarada el 28 de marzo de 2005 como Reserva Natural de la Sociedad Civil, mediante resolución N° 0050 por parte de la Unidad Administrativa Especial del Sistema de Parques Nacionales Naturales de Colombia (UASPNN) anteriormente adscrita al Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, pero actualmente una unidad autónoma administrativa y financieramente. La ficha de El Garcero se puede ver en el archivo de RUNAP que identifica todas las áreas públicas y privadas del SINAP. La versión inicial contenía algunos errores que fueron oportunamente subrayados (agosto de 2007) al webmaster de la página de la UASPNN pero no se obtuvo respuesta (enero, 2010); la ficha actual cambió y carece de la descripción errónea mencionada. Ahora se muestra un mapa interactivo ESRI que desafortunadamene no tiene las coordenadas correctas y parte de la reserva se muestra sobre el brazo de Mompox de río Magdalena y parte sobre el corregimiento Los Negritos, municipio de El Banco, Departamento del Magdalena. Se ha solicitado revisión al RUNAP, pero hasta la fecha (agosto 2018) no se ha recibido respuesta.

Cambios de la cobertura vegetal de la Reserva Natural El Garcero entre 1994 y 2004[2]

cobertura
(ha)

1994 2004
La Floresta1. La Buenaventura2. La Floresta1. La Buenaventura2.
pastizales 138 43,8 107 26
cultivos abandonados 46,5 16,9 16 5,5
playones 221 32,7 268 36
relictos boscosos 7,1 71,8 21,5 98,2
aguas permanentes 9,5 7,3 9,6 6,8
total: 422,1 172,5 422,1 172,5
Notas:
1. La finca La Floresta, de propiedad de Juan Elles, comerciante de El Banco y Maicao, fue adquirida en julio de 1991; área total 400 ha
2. La finca La Buenaventura, de propiedad de Anastasio Ortegón, comerciante de Chiquinquirá y El Banco, fue adquirida en febrero de 1991; área total 200 ha, no se recibieron ca. 35 – 40 ha que figuran en la escritura pero que han estado con cultivos de pancoger pertenecientes a pobladores de la isla Negritos.


Los restos de bosques de El Garcero

Los bosques de la RNG son básicamente bosques secundarios antiguos[3] y son la principal fuente de propágulos para repoblamiento[4] ; en ellos predominan las especies secundarias tempranas y tardías con elementos relictuales de bosques climácicos. Las dos propiedades que conforman la RNG eran fincas ganaderas, hasta 1990 cuando se adquirieron (véase figura 2.); los restos de bosques se conservaban por razones utilitarias prácticas, v. gr.: como fuente de leña, Pithecellobium lanceolatum (pintacanillo), Guazuma ulmifolia (guásimo), Spondias mombin (jobo), etc. o de madera, Tabebuia rosea (roble), Bombacopsis quinata (ceiba tolúa), Caesalpinea ebano (ébano)… o, principalmente, para refugio y ramoneo de ganados durante los veranos prolongados, e. g., Samanea saman (campano) y Enterolobium cyclocarpum (orejero).

Figura 2. Reserva Natural El Garcero (RNG), conformada por las fincas La Floresta y La Buenaventura, en jurisdicción de Margarita y de Hatillo de Loba, respectivamente. Superior izquierda, imagen satelital de US Geological Survey de 31.12.69; a la derecha, aerofotografía n° 20, vuelo IGAC C2347 de 01.07.88; abajo izquierda imagen satelital CNES/Airbus de 31.12.13; a la derecha recorte del Mapa de Paisajes y Biotopos de la Depresión Momposina, (L. C. García Lozano, P. De Greiff G. y A. Etter R. 2001), elaborado en Neotrópicos con base en imágenes SLAR de 1977, sobre cartografía 1:100.000 de IGAC de varios años (1960-96). Los biotopos de la RNG son de S a N: ciénaga-caño, playón de desborde, terraza baja bien drenada, albardón mayor (del brazo de Mompox) y orillar activo. En el mapa original (escala 1:175.000) no se distinguen otros biotopos efectivamente presentes, evidentes en las imágenes: albardones menores, ecotonos albardón-terraza y terraza-playón.


De facto, estos restos de bosques fueron durante muchos años objeto de extracción selectiva –especies leñeras y de aserrío– y el ramoneo mismo propició la hiper-dispersión de semillas de especies apetitosas para el ganado, e. g., Samanea saman (campano), Enterolobium cyclocarpum (orejero), Cassia grandis (cañandonga), Hymenaea courbaril (algarrobo) y muchas otras. Con el cese, desde 1990, de la extracción selectiva y del pastoreo y ramoneo de ganados en la RNG, la dinámica sucesional se ajusta poco a poco a estadios ecológicos no antropogénicos.[5]

Por esta razón una de las actividades prelimiares de OED es justamente la caracterización de la dinámica poblacional de los restos de bosque secundario los que serán a la vez, a largo plazo:

  • por su tamaño y distancia, la principal fuente de propágulos de las áreas a repoblar dentro de El Garcero y
  • el bosque mismo, objeto de enriquecimiento de especies.

Los grupos ecológicos funcionales

Para las actividades de repoblamiento y enriquecimiento de diversidad de OED, el concepto de grupo ecológico funcional [6] está relacionado con el desarrollo de la sucesión ecológica[7] , desde la colonización de un área desprovista de vegetación, ya sea por razones naturales (e. g., sedimentos expuestos por retiro o deriva permanente del brazo del río, i. e., cauce abandonado o paleocauce) o antropogénicas (e. g., fuegos recurrentes o pastoreo continuado de ganados, como ocurre en el playón SO), por especies leñosas de vida corta y de rápido crecimiento, hasta el establecimiento permanente de una cohorte de especies de gran longevidad y lento crecimiento. En el primer caso el objetivo es inducir el reemplazo de herbazales (sucesionales) y pastizales disclimácicos[8] por una cobertura boscosa multiestratificada y multiespecífica y en el segundo es propiciar el incremento de la proporción de especies lóngevas en la comunidad.

Los grupos ecológicos funcionales, asociados al estadio sucesional de las especies, se definen con base en varios atributos[9] , entre ellos los siguientes:

  • número, tamaño y longevidad de las semillas
  • mecanismos de polinización y de dispersión
  • tasas de crecimiento
  • tolerancia a la sombra
  • longevidad de la planta

El atributo que mejor se correlaciona con el estadio sucesional es la tasa de crecimiento de la especie y se puede inferir con base en la densidad de la madera de la especie (relación de peso a volumen, expresada en g/cm3 u otra unidad equivalente); aunque la densidad es una característica genética, las diferentes especies manifiestan variabilidad ontogénica (diferencias en densidad de la madera de diferentes partes del árbol, e. g.: raíces, tronco, ramas o con la edad del individuo, etc.) y fenotípica (la misma especie en diferentes condiciones ecológicas, e. g.: robles Tabebuia rosea que crecen en áreas cercanas, sujetas a inundación de diferente duración o sobre suelos con diferente contenido de nutrientes…).

En general los bosques tropicales, como los de la región de El Garcero, presentan un amplio rango de estadios sucesionales normalmente agrupados en 4 grupos funcionales (denominación en literatura forestal): pionero (heliófitas efímeras), secundario temprano (heliófitas persistentes o durables), secundario tardío (esciófitas facultativas) y climácico (euesciófitas). Las principales características de cada grupo se sintetizan en el cuadro 2.

Cuadro 2. Características de los grupos ecológicos funcionales asociados a la sucesión secundaria de bosques tropicales
atributo estadio sucesional
(grupo ecológico funcional)1
pionero
(heliófitas efímeras)
temprano
(heliófitas persistentes)
tardío
(esciófitas facultativas)
clímax
(euesciófitas)
semillas número abundantes, > miles a millones/individuo/estación escasas, decenas a centenares/indviduo/estación
masa pequeñas, escasos nutrientes, sin defensas químicas grandes-lento desarrollo, ricas en nutrientes+defensas
viabilidad+latencia2 mínima (días-semanas a pocos años) larga (decenas a cientos de años)
polinización auto-, entomo- (generalista), anemo-, hidrofilia entomo-, ornito-, quiropterofilia (coevolución)
dispersión autocoría, anemocoría, hidrocoría o exozoocoría endozoocoría (sistemas coevolucionados)
tasa de crecimiento Ø muy rápida (cm a dm/año) lenta a muy lenta (décimas de mm a mm/año
tolerancia a la sombra intolerantes, heliófilas o esciófilas facultativas esciófilas facultativas - euesciófilas
período pre-reproductivo corto (meses a años) largo: lustros a décadas
longevidad corta (años - pocas decenas de años) larga (centenares de años)
1. R. Linares Prieto. 2000. Bases ecológicas para la silvicultura del bosque natural estudio de caso del catival (Prioretum copaiferae). Colombia Forestal: 6(13):5-37
Walter A. Palacios. 2007. Los gremios forestales en los bosques tropicales húmedos del Ecuador. Lyonia: 7(1):33-40
2. Prácticamente todas las especies forman bancos de semillas en el suelo, de viabilidad y duración de latencia variable. La abundancia en el banco y la eventual proporción de semillas germinadas, son función de las abundancias de las especies madre en el sitio. En áreas perturbadas por agricultura o pastoreo, las pioneras, más abundantes, pueden generar más plántulas. Véase e. g.:
– Dong Yang & Wei Li. 2013. Soil seed bank and aboveground vegetation along a successional gradient on the shores of an oxbow. Aquatic Botany 110 (2013) 67– 77
– Xiaqin Luo, Min Cao, Min Zhang, Xiaoyang Song, Jieqiong Li, Akihiro Nakamura, Roger Kitching. 2017. Soil seed banks along elevational gradients in tropical, subtropical and subalpine forests in Yunnan Province, southwest China. Plant Diversity 39 (2017) 273e286

Composición de los restos de bosques de la RNG

El cuadro 3. se ha confeccionado con base en listados de especies de diferentes estudios botánicos y ecológicos llevados a cabo en la RNG desde 1990, época de la adquisición de los terrenos que hoy la conforman. De todas las especies colectadas, incluso de las 79 de esta lista, se conservan ejemplares en los herbarios de la Universidad de Antioquia o del Jardín Botánico JAU de Medellín y en la base de datos - herbario Tropicos del Missouri Botanical Garden[10] , en donde las determinaciones son revisadas y validadas por especialistas.

Cuadro 2. Árboles de la región de El Garcero, grupos ecológicos funcionales (estadios sucesionales)
Familia Género especie autor nombre vernáculo densidad madera grupo ecológico funcional
(estadio sucesional)
experiencia en RNG
pionero secundario clímax vivero plantación
temprano tardío
Fabaceae Albizia caribea guacamayo 0,579 1 0 1 1
Tiliaceae Apeiba tibourbou peinemono 0,250 1 0
Anacardiaceae Anacardium excelsum (Bertero & Balb. ex Kunth) DC. caracolí 0,395 1
Apocynaceae Aspidosperma dugandii carreto rojo 0,733 0 1 0
Apocynaceae Aspidosperma plineura carreto mamellón 0,751 0 1 0
Apocynaceae Aspidosperma sp culo de hierro 0,751 0 1 0
Anacardiaceae Astronium graveolens Jacq. diomato (gusanero) 0,833 0 0 1 1
Bombacaceae Bombacopsis quinata (Jacq) WSAlverson ceiba detolú 0,416 1 0 1 1
Rubiaceae Bravaisia NN 2 DC zanco-arano 0,540 1 0
Caesalpiniaceae Brownea sp florisanto, arizá 1,210 0 0 1
Zygophyllacee Bulnesia arborea (Jacquin) Engler guayacan de bola 1,020 0 0 1 1 1
Caesalpinaceae Caesalpinia sp ebano 0,951 0 0 1 1 1
Capparaceae Capparis odoratissima Jacquin olivo santo 0,691 0 1 0 1
Capparaceae Capparis sp 0,691 0 1 0
Salicaceae Casearia corymbosa H B K vara blanca 0,648 0 1 0 1 1
Caesalpinaceae Cassia grandis cañandonga de tasago 0,745 0 1 0 1 1
Bombacaceae Cavanillesia platanifolia (HB) H B K macondo 0,320 1 0
Bombacaceae Ceiba pentandra (Linnaeus) Gaertner ceiba bruja 0,303 1 0 1 1
Polygonaceae Coccoloba caracasana Meisn palo prieto 0,430 1 0
Polygonaceae Coccoloba uvifera (Linnaeus) Jacquin juan garrote 0,700 0 1 0
Boraginaceae Cordia alliodora solera, canaleta 0,505 1 0 1
Boraginaceae Cordia gerascanthus solera santa rosa 0,769 0 1 0 1 1
Boraginaceae Cordia tetrandra Aubl kuzu 0,345 1 0
Lecythidaceae Couratari guianensis coquito 0,505 1 0
Lecythidaceae Couroupita guianensis maraco 0,434 1 0
Capparaceae Crateva tapia Linnaeus naranjuelo 0,519 1 0 1 1
Bignoniaceae Crescentia cujete L calabacito 0,570 1 0 1 1
Sapindaceae Cupania sp guacharaco 0,628 0 1 0
Mimosaceae Enterolobium cyclocarpum (Jacquin) Griseb orejero 0,391 1 0 1 1
Moraceae Ficus americana Aublet suan 0,400 1 0 1 1
Moraceae Ficus dendrocida H B K suan 0,530 1 0 1
Rubiaceae Genipa americana jagua 0,619 0 1 0
Malvaceae Guazuma ulmifolia Lam guacimo 0,527 1 0 1 1
Fabaceae Haematoxylum brasiletto HKarst espino 0,915 0 0 1
Caesalpiniaceae Hymenaea courbaril Linnaeus algarrobo 0,786 0 1 0 1 1
Indet NN 3 pepo 0
Mimosaceae Inga densiflora guamo 0,580 1 0 1 1
Lecythidaceae Lecythis minor Jacquin coquillo 0,804 0 0 1 1 1
Lecythidaceae Lecythis sp olla de mono 0,817 0 0 1
Chrysobalanaceae Licania arborea Seem garcero 0,620 0 1 0 1 1
Chrysobalanaceae Licania sp oiti 0,844 0 0 1
Fabaceae Machaerium microphyllum (E May) Stan sietecueros 0,731 0 1 0 1 1
Moraceae Maclura tinctoria D Don dinde 0,850 0 0 1 1 1
Sapotaceae Manilkara sapota (L) Roen nispero 1,040 0 0 1 1 1
Moringaceae Moringa oleifera Lam aceite 0,262 1 0
Mimosaceae Myrmecodendron costarricense (Schnk) Britton & Rose cachitos 0,800 0 0 1
Fabaceae Myroxylon balsamum bálsamo de tolú 0,804 0 0 1
Myrsinaceae Myrsine guianensis Aubl cúcharo 0,721 0 1 0
Rutaceae NN 2 sp 0
Fabaceae Ormosia sp? colombiana peronilo 0,610 0 1 0 1 1
Rubiaceae Palicourea sp 1 0,550 1 0
Phyllanthaceae Phyllanthus elsiae Urb pimenton 0,643 0 1 0 1 1
Piperaceae Piper tuberculatum Jacquin soldado parao 0,394 1 0
Mimosaceae Pithecellobium glomerulatum Benth guamo macho 0,573 1 0 1 1
Mimosaceae Pithecellobium lanceolatum (H & B) Benth pintacanillo 0,507 1 0 1 1
Mimosaceae Pithecellobium saman Benth campano 0,524 1 0 1 1
Mimosaceae Pithecellobium sp nov ? C Barbosa pintacanillo 0,507 1 0
Sapotaceae Pouteria caimito (R et P) Radlk caimito serebre 0,818 0 0 1
Sapotaceae Pouteria sp canistel 0,711 0 1 0
Bombacaceae Pseudobombax septenatum (Jacquin) Dugand ceiba majagua 0,212 1 0
Fabaceae Pseudosamanea guachapele igua amarillo 0,550 1 0
Myrtaceae Psidium araca guayabo agrio 0,859 0 0 1
Polygonaceae Ruprechtia cruegeri Griseb ex Lindau 0,653 0 1 0
Sapindaceae Sapindus saponaria Linnaeus pisinduñe, jaboncillo 0,679 0 1 0 1 1
Euphorbiaceae Sapium haematospermum ñipiñipi 0,333 1 0
Caesalpinaceae Schizolobium parahibum tambor 0,397 1 0
Araliaceae Sciadodendron excelsum Griseb. madura plátano 0,530 1 0
Fabaceae Senna spectabilis cañafistula de burro 0,480 1 0
Simaroubaceae Simaba cedron Planch. cedrón 0,474 1 0
Anacardiaceae Spondias mombin Linnaeus jobo 0,392 1 0 1
Anacardiaceae Spondias purpurea Linnaeus ciruelo 0,330 1 0
Sterculiaceae Sterculia apetala Linnaeus camajoru 0,379 1 0
Caesalpiniaceae Swartzia sp resbala monos ? 0,871 0 0 1
Polygonaceae Symmeria paniculata Benth mangle 0,670 0 1 0 1 1
Bignoniaceae Tabebuia rosea (Bertol) C DC roble (ocobo) 0,534 1 0 1 1
Apocynaceae Tabernaemontana sananho Ruiz Lopez & Pavon huevas de toro 0,520 1 0
Combretaceae Terminalia catappa Linnaeus almendro 0,540 1 0 1
Acanthaceae Trichanthera giganthea (H & B) Nees van Esembeck 0,450 1 0
Polygonaceae Triplaris americana Linnaeus 0,490 1 0
Verbenaceae Vitex columbiensis Pittier aceituno 0,644 0 1 0 1 1
Fabaceae Zygia inaequalis (Humb & Bonpl ex Willd) Pittier guama 0,710 0 1 0
Mimosaceae 0
14 27 23 15 31 33

Se estima que la diversidad de árboles de la región de la RNG supera las 150 especies[11] . Este listado (cuadro 2.) no incluye todas las especies observadas o colectadas; se excluyeron de la lista[12] :

  • 6 especies de palmas arborescentes (familia Arecaceae),
  • 3 especies de Loranthaceae hemiparásitas y
  • 7 morfoespecies -aún indeterminadas en mayo 2018- de las siguientes familias Rubiaceae 3, Apocynaceae 2, Rutaceae 2.


Apostillas

  1. ^ . Aplicación del concepto de mejora ecológica: consistente en la reversión del concepto tradicional de mejora, recomendada por Neotrópicos en la formulación de planes de recuperación en PNN Paramillo, para el Ministerio de Medio Ambiente y Urrá S. A. En el sentido tradicional una mejora es el aumento del valor monetario de una propiedad rural mediante el trabajo y capital invertidos en transformar la cobertura natural en área sembrada con pastos o cultivos. En el sentido propuesto en Urrá, la mejora ecológica es el aumento del valor ecológico de una propiedad mediante el trabajo y capital invertidos en transformar los eriales, las áreas erosionadas, aquellas sembradas con pastos o cultivos, las áreas construidas, etc., en áreas que contengan hábitats terrestres, anfibios y acuáticos y organismos (especies de flora y fauna), semejantes a los originales propias del contexto biogeográfico local. Es decir, una mejora ecológica es en la reversión de proceso que causó el deterioro, es la restauración de un área degradada. Sobre el concepto tradicional de mejora véase Rojas Ruiz, 1990.
  2. ^ . Los datos de 1994 corresponden a un mapa elaborado con datos de campo, tomados con compás y lienza y dibujados sobre un mosaico de aerofotografías de 1994 tomadas por Aeroestudios. Los de 2004 se derivan de foto-interpretación de videogramas tomados por Neotrópicos, aprovechando un vuelo para los estudios del proyecto Momposina fase II
  3. ^ . La edad de algunos de estos bosques supera los 75 años; parches actuales son identificables en aerofotografías IGAC del decenio 1947-1955.
  4. ^ . Además de la eliminación de la tala selectiva y del tránsito y deambule de ganados, el proceso de restauración iniciado en 1990, incluye también: (i) control de fuegos inducidos, recurrentes de fin de estación seca para renovación de pastos y como método de caza, (ii) control de cacería furtiva, (iii) renaturalización del ciclo inundación - estiaje. Todos estos factores inciden directamente en el proceso de sucesión.
  5. ^ . Herbario Universidad de Antioquia (HUA), Herbario Jardín Botánico Joaquín Antonio Uribe - Medellín, Tropicos botanical database - Missouri Botanical Garden
  6. ^ . Las exclusiones obedecen a que no se conoce el género del árbol (e. g., ejemplar recolectado sin flores ni frutos) o no se encontraron datos de densidad de la madera para determinar la tasa de crecimiento de la especie, atributo importante para defir el grupo ecológico funcional.
  7. ^ . Los estudios y compendios sobre la diversidad biótica colombiana editados en el Instituito de Ciencias de la Universidad Nacional de Colombia, e. g., (Rangel, 2012, 2012a y 2013, no incluyen hasta ahora (noviembre de 2018) ninguno de los municipios de la la Isla Margarita ni de la Depresión Momposina, con la excepción de El Banco, así que no se tienen estimativos de diversidad de ningún taxa para comparar. No se intenta hacer una comparación con subregiones dentro de la refgión Caribe, dadas las grandes diferencias orográficas, edáficas y de diversidad climática.
  8. ^ . Un grupo ecológico funcional es una cohorte de especies “similares en sus atributos (morfológicos, fisiológicos, conductuales o de historia de vida), en sus respuestas a [perturbaciones] o que desempeñan un papel ecológico semejante”. Es una “agrupación de especies que explotan de manera semejante un mismo recurso del ambiente.” Martínez Ramos, M. 2008. Grupos funcionales, en: Capital natural de México, vol. I: Conocimiento actual de la biodiversidad. Conabio, México, pp. 365-412.
  9. ^ . Sucesión ecológica es el reemplazo progresivo, paulatino de una comunidad –biocenosis: ensamblaje o cohorte particular de especies– por otra, estructurada por otras especies, hasta que se establece una comunidad climácica que se reemplaza a sí misma. Cada cambio es un estadio sucesional y está caracterizado por un grupo ecológico funcional de especies. Society for Ecological Restoration (SER) International, Grupo de trabajo sobre ciencia y políticas. 2004. Principios de SER International sobre la restauración ecológica. www.ser.org y Tucson: Society for Ecological Restoration International.
  10. ^ . Disclímax es un estadio persistente, semejante a un clímax, cuya estructura recurrente es mantenida por una perturbación exógena igualmente recurrente. En el caso de los pastizales de la depresión momposina, el disclímax es mantenido por el pastoreo extensivo de vacunos y las quemas al final de la estación seca.
  11. ^  . Esteban Álvarez Dávila, Sebastián González-Caro, Wilmar López. 2015. Guía para la selección de especies nativas de árboles multipropósito en proyectos de carbono forestal para Colombia: un enfoque desde la ecología funcional (documento borrador). Convenio N° 003 de 2013 jbmed - Fundación Natura