Palmor

De Neotrópicos, plataforma colaborativa.

Palmor es un corregimiento de Ciénaga (Magdalena), en la cuenca media del río Sevilla, muy importante durante el proyecto Ecodesarrollo, en los años 1975-1980. Jaime Alfornso Arce Becerra (economista agrícola), Lynn Menéndez Freeseman (psicóloga), Armando Rizo Otero (agrónomo) y otros, desarrollaron su trabajo principalmente allí. La población de colonos, en su mayoría provenientes del Tolima y algunos de Santander (ninguno según Armando Rizo), talaban y quemaban entre 10 – 50 ha de bosque primario por familia; allí sembraban pancoger y marihuana. Su estrategia era cultivar y comercializar marihuana durante unos 3 años (tiempo necesario para que los almácigos de café crecieran y empezaran a producir), obtener así un plante para establecer una finca cafetera.

En Palmor[1] se documentó uno de los casos del estudio sobre la cadena de la marihuana en la Sierra Nevada de Santa Marta (1978-79), financiado por ANIF, dirigida en ese entonces por Ernesto Samper Pizano.

Algunos datos complementarios sobre Palmor que no riñen con lo que aquí se afirma, se pueden leer en este portal sobre paramilitarismo y conflicto armado en Colombia, junto con el recuento de la formación y consolidación de grupos armados paramilitares y su enfrentamiento con organizaciones guerrilleras en la Sierra Nevada de Santa Marta. Fotografías del actual Palmor, la transformación del uso del suelo, la tercera generación de palmoreños, el contacto colonos-koguis, los relictos boscosos, la nevada, etc. pueden verse en Palmor, Magdalena, capital cafetera.

Notas de Armando Rizo Otero, ligeramente editadas

"Lynn Menéndez Freeseman, psicóloga; Jaime Alfonso Arce Becerra, economista agrícola; Armando Rizo Otero [se auto define como]: ingeniero agrónomo, medio forestal, zootecnista, geólogo, pedólogo, ambiental, músico y loco). La población de Palmor era 99,99% tolimenses y de ellos 99% de venían del Líbano[2] , sólo había dos paisas: Luis Eduardo Henao Restrepo, el dueño de la cantina vecina al Hotel Flor del Campo y " Mecha Brava" dueño del putiadero, carnicero y el que se comía a todas las mujeres del pueblo. Los palmoreños odiaban a los santandereanos y cualquier forma de ley que no fuese la de ellos.

A Palmor
por Luis Eduardo Henao Restrepo
Allá en la sierra Nevada existe un pueblito hermoso
que tiene muchas leyendas y por eso lo recuerdo,
es Palmor mi tierra grata y su gente es bulliciosa,
es Palmor mi tierra alegre de mujeres muy hermosas,
la leyenda de los indios luchando por esta Sierra
cuando aquellos españoles les querían quitar sus tierras.
Cantemos todos con gusto con el alma y corazón
¡viva la Sierra Nevada, viva el pueblo de Palmor!.

La música te la debo porque no se escribir solfeo."

Se cuenta que Palmor lo fundó una mujer tolimense, del Líbano quien huía de la violencia. Lo llamaban la sucursal del Líbano y el carro que subía era una chivita Power Wagon 300 azul, "El poderoso de la Sierra".

Apostillas

  1. ^ . Ecodesarrollo operaba en todos los flancos de la Sierra Nevada de Santa Marta: por el N en las cuencas de los ríos Buritaca y Guachaca; por flanco SE en Atanquez ¿otros sitios? y por el O, además de Palmor, en la cuenca media del río Frío ¿Veredas?
  2. ^ . Como en casi todos los frentes de colonización, los pioneros se afincan en un lugar que les recuerda la tierra de donde vienen por el clima, la vegetación, el paisaje… Es interesante notar que las vistas panorámicas de Palmor como ésta o esta otra se asemejan mucho a las del Líbano por ejemplo, ésta o quizás ésta. Los dos cascos urbanos están asentados en sendas bateas, a mediana altitud, circundados por montañas empinadas, húmedas, con techos de niebla.

Herramientas personales