Vegetación, bosques, fauna silvestre G

De Neotrópicos, plataforma colaborativa.
Saltar a: navegación, buscar

Vegetación

La finca La Esperanza se localiza en el municipio de Guaduas, Cundinamarca, en la vereda Río Seco, sobre una terraza elevada del río Magdalena. ¡No entiendo el párrafo que sigue!
La vegetación arbustiva se localiza principalmente en las orillas de las riberas de ríos y redes de drenaje, y en las áreas circundantes a los cuerpos de agua o jagueyes para el ganado. Ribera: Margen y orilla del mar o río. Tal vez quedaría mejor algo así como¨En las orillas del río Seco y la quebrada Tocuy y áreas circundantes a los jagüeyes¨ que además habla de lo que hay efectivamente allí.
. Considerando la clasificación de formaciones vegetales para Colombia, el predio se localiza en la formación ecológica bosque seco Tropical bs-T,(IGAC 1977).

Caracterización del bosque seco tropical

El bioma bosque seco tropical cubre un área equivalente al 22 % de los bosques de Sudamérica (Murphy y Lugo,1986 y 1995). En Colombia se encuentra en la llanura del Caribe en los departamentos de Sucre, Córdoba, Magdalena, Atlántico, Bolívar y Cesar. y hacia los valles del Magdalena y del Cauca. En el valle del Magdalena se localiza desde La Dorada (Caldas) hacia el sur, por las planicies de los departamentos de Tolima y el Huila y en algunas cuencas interiores (e. g., valle del río Seco, Guaduas, y en Villeta Cundinamarca). En el valle del río Cauca desde Santander de Quilichao (Cauca), hasta cercanías de Puerto Valdivia (Antioquia), Dagua (Dpto del Valle), y en algunas cuencas interiores (Dabeiba, Antioquia y Bucaramanga, Santander). En el oriente se encuentra en los llanos nororientales de Arauca y Puerto Carreño, (Espinal, 1977, 1992.).

En Colombia, al igual que en todo el continente, el área cubierta por este bioma ha sido diezmada considerablemente para el establecimiento de cultivos y pastizales, por cuanto presenta suelos más fértiles y una menor susceptibilidad a las plagas que las zonas húmedas, características éstas mediadas por las menores precipitaciones y su estacionalidad Janzen, 1988.

Las especies del bosque seco tropical están adaptadas a las variaciones climáticas, soportan largos períodos sin precipitación y con déficit hídrico, toleran mejor las condiciones de radiación directa y altas temperaturas. La vegetación del bosque seco tropical se caracteriza por presentar alta densidad de enredaderas y lianas leñosas y escaso epifitismo dentro del dosel. Presentan 3 o 4 estratos incluyendo el herbáceo y un estrato emergente que puede alcanzar hasta 25 m de altura. La cobertura vegetal de especies leñosas es continua, con copas muy cerca una de otra. En la década de 1990 Etter,(Etter 1993 citado por IAVH 2002)reportó una disminución considerable de la cobertura original de este bioma. De 80.000 km2 de la superficie en Colombia existentes en épocas pasadas,sólo quedan 1.200 km2 (1.5%).

Los bosques secos de los valles de los ríos Cauca y Magdalena se consideran en estado critico desde la década del 1990 (Dinerstein et al 1995 citado por Marulanda. L. y otros)

Los limites climáticos de acuerdo a la clasificación propuesta por (Holdridge 1982) son: · altitud: 0 a 1.000 m snm · temperatura media anual > a 24°C y un promedio anual de lluvias entre los 1000 mm hasta los 2000 mm con uno o dos periodos secos marcados [1] }

Para la región Andina el el informe sobre el estado de la biodiversidad en Colombia (I.A.v H 2002),considera un rango de precipitación promedia anual para la zona de bosque seco tropical desde 700 mm hasta los 2.000 mm con uno o dos períodos secos.

Para el municipio de Guaduas los valores de temperatura y precipitacion promedia , es de 23.6°C 1061mm respectivamente de acurdo e los valores registrados en el estudio general de suelos del dpto de Cundinamarca (IGAC 2000).

El número de especies endémicas para este tipo de ecosistema es muy alto lo que refleja particularidades evolutivas a las que están sometidas las especies en este ambiente. (I.A.vH. 2002) En un estudio realizado en el departamento de Magdalena ( Marulanda et al 2003 ) reportan en un área de bosque seco del municipio de San Sebastián 155 especies correspondientes a 42 familias , en este como en otros estudios (Neotropicos 2002, Rodríguez G. 2001, I.A.v.H 2002) la familia mas representativa es la familia Leguminoseae ( 20 sp) y el mayor porcentaje 72% con relación al habito de crecimiento corresponde a árboles. Entre las especies endémicas reportadas para el bosque seco se ilustran algunas en la tabla xx2


Estudios en áreas bien conservadas han reportado hasta 90 especies[2] de vegetación leñosa entre árboles, arbustos y lianas.[3]

De acuerdo con Gentry (sin publicar, citado por Andrade et al., 1992), en general los bosques secos tropicales presentan una diversidad de especies que alcanza niveles intermedios entre las selvas tropicales y los bosques templados, conteniendo cerca de 94 especies arbóreas en 0,10 ha.




Notas:

  1. ^ [ Bioma BST]. Área de BST en Colombia. Creo que el área del bioma en Colombia está subestimada si corresponde a todas las zonas mencionadas en el primer párrafo: partes de los siguientes departamentos: Guajira, Cesar, Magdalena, Atlántico, Sucre, Bolívar, Córdoba, Santander, Antioquia, Caldas, Cundinamarca, Tolima, Huila, Cauca, Valle y Risaralda. Creo que o se reducen las áreas o se revisa la cifra. ¿Es Espinal, 1970, la fuente correcta?
  2. ^ [ Períodos de estiaje]. Estiaje no está bien definido. Definan mejor los períodos de estiaje en época (1er semestre, 2º semestre, etc.) y duración = días sin lluvia/año, días contínuos sin lluvia. Me parece que el límite superior de precipitación (2.000 mm) es muy alto. Por favor citar fuentes.
  3. ^ [ Área de referencia]. ¿Cuál es el área de referencia? ¿Para estas 90 spp, se muestreó 0,1 ó 1,0 ha? Citar fuentes; me parece una cifra baja, pero por supuesto, depende del área de referencia.
  4. ^ [ Caracterización BST]. . No se han citado las características fundamentales del bioma BST a saber Janzen, 1985, Janzen, 1987 (hay muchas referencias sobre la ecología del bioma):
    - es caduco o decíduo, para conservar agua, muchas spp pierden las hojas durante la estación seca y las reponen justo antes o al comienzo de las lluvias; presentan además adaptaciones anatómicas (v. gr., espinas, cortezas de vida corta o que almacenan agua) o fisiológicas (ruta fotosintética C4 o compuestos secundarios tóxicos) para minimizar pérdidas por fuego, herbivorismo, competencia, depredación de semillas…
    -durante la fase caduca hay sincronía de floración y mas tarde de fructificación, muchas spp florecen o fructifican simultáneamente durante el estiaje
    - estos pulsos se reflejan en pulsos semejantes en otros organismos que utilizan hojas, flores, polen, nectar, frutos y semillas como recursos: insectos, aves, roedores, murciélagos; los cuales son polinizadores, dispersores de propágulos o depredadores. Muchas veces estas spp migran distancias considerables para cosechar los recursos pulsantes
    - los depredadores de los anteriores también pueden presentar pulsos. Si faltan los consumidores o sus depredadores entonces la comunidad vegetal puede cambiar pues se rompe el equilibrio dinámico.
    ver síntesis descriptiva en esta página que considera el bioma como en peligro crítico.



Vegetación Llanura aluvial del río Seco

Las riberas y llanuras aluviales de la quebrada Tocuy al sur, y del río Seco, al noroeste, alojan las coberturas forestales mejor conservadas del predio La Esperanza. Por medio de esta cobertura las margenes ribereñas se protegen de inundaciones periodicas o inesperadas. Véase mapa xxx ¿A cuál mapa se refieren?
¿Se puede precisar mejor la oprtunidad, duración e intensidad de las crecientes? ¿Qué dicen los datos de lluvia? Los hidrogramas deben ser muy parecidos a los pluviogramas pues estos ríos (Tocuy y Seco) son locales

La vegetación localizada en esta unidad geomorfológica presentó mejor cobertura arbustiva Creo que es: arbórea, boscosa o leñosa. Las spp citadas más adelante son árboles, no arbustos por unidad de área. En muestreo de 0,01 ha se encontró que el guásimo (Guazuma ulmifolia) y el payandé (Pithecellobium sp) son las especies con mayor abundancia relativa en la llanura aluvial, así como la Acacia sp 1 en menor proporción. Otras especies como dinde, (Maclura tinctorea), son menos abundantes. La presencia de lianas y bejucos leñosos en el dosel son frecuentes.En el documento de WWF sobre este paisaje citan a Pithecellobium bogotense, como sp endémica ¿podría ser la que Ustedes encontraron? Otros géneros listados aquí pueden corresponder a spp citadas en ese documento. Confronten.

En los potreros se han dejado árboles, remanentes característicos del bioma bosque seco tropical. ¿Cuáles spp?

Las riberas del río seco presentan un franja de cobertura vegetal arbustiva y herbácea, a lo largo de la orilla, entre la vegetación arbórea payandé, ceiba (Ceiba pentandra Gaertn.), samán, iguá, dinde, totumo (Crescentia cujete, gomo, dormilón (Parkia sp.) y vegetación arbustiva de Cassia reticulata, Crotalaria sp.

En términos generales una gran extensión de las áreas circundantes a la finca La Esperanza tiene uso pecuario ya que dominan los pastos naturales, son pocos los terrenos que presentan usos diversos. ¿Cuáles usos serían estos diversos?

Vegetación de Terraza baja, nivel 1

Localizada en área contigua a la llanura aluvial de quebrada el Tocuy y río Seco, esta delimitada por un red de drenaje que nace en vertientes del cerro pico de Águila y atraviesa el predio de oriente hacia el suroccidente,sobre antiguos depsitos de material fluvial. Predominan sedimentos finos, que se han disectado y forman un nivel de terraza mas bajo que la terraza localizada a mayor altura. En estas terrazas se ha practicado el pastoreo no se observa vegetación arbustiva de gran porte, sólo algunos arbustos de regeneración natural. Durante el reconocimiento se observo abundante regeneración de doncello (“Proposis sp. acacias , gomo (“Cordia dentata Poir, conformando sabanas arboladas con predominio de grama natural. No se observan la siembra de pastos mejorados o de corte. El pasto que predomina en los diferentes lotes es pasto kikuyina o una variedad de Angleton, con escasa vegetación arbustiva, los árboles existentes presentan poca altura y copas aparasoladas.

Terraza alta, nivel 2.

Notas:
1. Le agregué el adjetivo alta a la terraza nivel 2. y baja a la terraza nivel 1. para mejorar su descripción.
2. Creo conveniente incluir un dibujo de un par de perfiles para visualizar los biotopos: uno transversal desde el río Magdalena hasta el cerro Pico de Águila y otro longitudinal desde la vía hasta la quebrada sin nombre, cortando los dos cerros a lo largo del piedemonte.

Lcgarcia 15:12 11 sep, 2005 (PDT)


En un sector de esta terraza se encontró un pequeño parche con especies arbustivas algunas de estas, son representativas de esta formación ecológica entre estas, dinde (Maclura tinctorea), samán (Pithecellobium saman Jacq.) e iguá (Pseudosamanea guachapele HBK Harms ), dormilón. El diámetro promedio en este muestreo fue de 33.8 cm de DAP y altura promedio de 9 metros aproximadamente para este parche. Algunos de estos tienen 78 cm de DAP En esta terraza se localizan los jagueyes.

En el área de la vía de acceso al predio El Tocuy, se aprecia aun la vegetación arbustiva típica de la formación ecológica de Bosque seco Tropical. Algunos árboles de buen porte están como cercos vivos a la orilla de la vía, entre estos, indio desnudo (Bursera simaruba, L.) diomate o gusanero (Astronium graveolens, Jacq.), payandé (Pithecellobium dulce, Benth.). Estos árboles presentan buena forma y tamaño. Son especies típicas de la vegetación arbustiva del bosque seco tropical.

Se evidencia el empleo de la quema para el control de malezas y eliminación de vegetación arbustiva no deseada, esto se infiere por la evidencia de tocones quemados. En algunos tramos hay colonización de especies arbustivas de crecimiento rápido. Entre estas, gomo ( Cordia dentata Poir), Cassia reticulata, Guacimo (Guazuma ulmifolia).

Vegetación de la vertiente

En las laderas mas pendientes del cerro Pico de Águila, predomina vegetación de matorral. El cambio de pendiente hacia la terraza de nivel 2 es abrupto. En este punto donde el drenaje de quebrada nn cambia de pendiente, el tamaño de las rocas y gravas del lecho indica que la corriente es torrencial. La vegetación asociada a la ribera del río presenta buen estado de conservación. Entre especies forestales se identifican payandé, iguá.

En la vertiente media del cerro Pico de Águila y en la cima del cerro existen áreas de bosque natural intervenido. (Según informante, extraen cedro de ese bosque) y conforman un corredor continuo de vegetación a lo largo de la cima en dirección hacia el norte, interrumpido por algunos pastizales y matorrales donde ha existido intervención. En las partes medias de estas vertientes en algunos predios existen árboles aislados de mayor tamaño en altura y diámetro, entre estos, Iguá (Pseudosamanea guachapele).

Fauna vertebrada terrestre

Fauna actual registrada en visita de reconocimiento

Durante los recorridos en los alrededores y al interior de la Finca La Esperanza, se registró un total de 32 especies de aves, representantes de 10 ordenes y 20 familias; 6 especies de reptiles, de 3 ordenes y 4 familias; 5 especies de mamíferos, de 5 ordenes y 5 familias. Aunque se recorrieron las orillas del río Seco y algunos jagüeyes, no se observaron directamente anfibios, debido a que dichos recorridos se realizaron en horas del día, cuando los mismos son muy poco activos.

Las especies más observadas (varios registros en diferentes sitios), corresponden a un pequeño reptil llamado localmente lagartijón (Anolis sp) y ocho aves, son ellas: la garza rayada (Botoroides striatus), perdíz (Colinus cristatus), garrapatero (Crotophaga ani), polla de agua (Jacana jacana), sinsonte común (Mimus gilvus), colibrí (Phaetornis longuemareus), bichofué (Pitangus sulphuratus) y el lagunerito o canario amarillo (Sicalis luteola). Por la abundancia de individuos en la zona se destaca el gallinazo o guala cabecirroja (Cathartes aura) y el gavilán sabanero (Buteogallus cf. meridionalis).

No obstante el poco tiempo de observación, es importante resaltar el registro de la presencia de especies de mamíferos poco conspicuas, tales como el conejo sabanero (Sylvilagus floridanus), el zorro perro (Cerdocyon thous), el mico cariblanco (Cebus albifrons), observadas directamente, así como el venado sin cuernos (Mazama americana), identificado a través de huellas.

En cuanto al status de conservación de las especies registradas, ninguna de las aves se considera amenazada, es decir, no figuran en el Libro rojo de aves de Colombia (Renjifo et al., 2002), no obstante a nivel comercial 3 especies (un colibrí, un pato y una garza), son consideras en los Apéndices II y III de CITES [4] con requerimientos para su comercialización; de los mamíferos se destacan dos especies como casi amenazadas o de menor riesgo (venado sin cuernos Mazama americana y la chucha de agua Chironectes minimus), igualmente además de dicho venado, se identifican dos especies más con restricciones comerciales por CITES, Apéndices III y II (zorro Cerdocyon thous y mico cariblanco Cebus albifrons) (Navarro & Muñoz, 2000); en los reptiles, salvo la babilla que se considera en general de menor preocupación aunque pueden existir poblaciones vulnerables, las otras especies registradas no son consideradas amenazadas (Castaño-Mora, 2000), no obstante comercialmente, CITES incluye dos (la iguana y la boa), en su Apéndice II.

Tras la revisión en los listados de los libros rojos de especies amenazadas para el país, ninguna de las especies registradas en campo se encuentra en peligro, ni son endémicas.


  1. Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres. Convenio que presenta un preámbulo, 25 artículos y cuatro anexos, busca prevenir que el comercio internacional ponga en peligro la supervivencia de las especies de fauna y flora, por medio de la cooperación internacional. Apéndice I: Comercio internacional de especimenes silvestres No permitido. Para transacciones sin fines comerciales raramente posibles se requiere permiso de importación y permiso de exportación. Apéndice II: Comercio internacional de especimenes silvestres Permitido. Se requiere permiso de exportación. Apéndice III: Comercio internacional de especimenes silvestres Permitido pero se requiere permiso de exportación o certificado de origen.




Tabla1. Fauna vertebrada registrada en campo (observación directa, huellas, reporte de guía local)
grupo orden familia especie nombre común
1 aves Apodiformes Trochilidae Phaethornis longuemareus colibrí, ermitaño pequeño
2 aves Passeriformes Fringillidae Sicalis luteola canario amarillo, canario sabanero
3 aves Columbiformes Columbidae Columbina talpacoti paloma, tortolita rojiza
4 aves Passeriformes Mimidae Mimus gilvus sinsonte común, sinsonte tropical
5 aves Passeriformes Turdidae Turdus leucomelas mirla, mirla buchiblanca
6 aves Falconiformes Cathartidae Cathartes aura gallinazo, guala cabecirroja
7 aves Anseriformes Anatidae Cairina moschata pato chilico, pato real
8 aves Passeriformes Thraupidae Thraupis episcopus azulejo, azulejo común
9 aves Cuculiformes Cuculidae Crotophaga ani garrapatero piquiliso
10 aves Passeriformes Tyrannidae Pitangus sulphuratus bichofué, chichafría
11 aves Passeriformes Troglodytidae Campylorhynchus griseus cucarachero chupahuevos
12 aves Coraciiformes Alcedinidae Ceryle torquata martín pescador grande
13 aves Coraciiformes Momotidae Momotus momota barranquero, soledad
14 aves Passeriformes Fringillidae Sporophila minuta espiguero ladrillo
15 aves Charadriiformes Scolopacidae Tringa flavipes chorlito patiamarillo chico
16 aves Passeriformes Tyrannidae Tyrannus melancholicus atrapamoscas, sirirí común
17 aves Passeriformes Icteridae Icterus chrysater turpial montañero, turpial común
18 aves Ciconiiformes Ardeidae Pilherodius pileatus garza crestada
19 aves Passeriformes Tyrannidae Fluvicola pica monjita o sirirí de los torrentes, viudita blanquinegra
20 aves Passeriformes Thraupidae Euphonia concinna eufonia frentinegra
21 aves Falconiformes Accipitridae Buteogallus cf. meridionalis gavilán sabanero
22 aves Psittaciformes Psittacidae Pionus menstruus cotorra cabeciazul
23 aves Galliformes Odonthophoridae Colinus cristatus perdíz chilindra
24 aves Ciconiiformes Ardeidae Casmerodius albus garza real
25 aves Falconiformes Cathartidae Coragyps atratus gallinazo negro
26 aves Ciconiiformes Ardeidae Butoroides striatus garcita rayada
27 aves Passeriformes Tyrannidae Phaeomyias murina tiranuelo gris
28 aves Passeriformes Tyrannidae Myiozetetes similis suelda social
29 aves Charadriiformes Jacanidae Jacana jacana gallito de ciénaga, cheleca, alcaldito
30 aves Psittaciformes Psittacidae Forpus conspicillatus perico de potrero, perico de anteojos
31 aves Passeriformes Thraupidae Hemithraupis guira pintasilgo güira
32 aves Passeriformes Tyrannidae Elaenia flavogaster elaenia copetona
1 reptiles Sauria Iguanidae Iguana iguana iguana
2 reptiles Sauria Iguanidae Anolis sp lagartijón
3 reptiles Serpentes Viperidae Bothros asper taya equis
4 reptiles Serpentes Viperidae Crotalus durissus terrificus cascabel
5 reptiles Crocodylia Crocodylidae Caiman crocodrylus babilla
6 reptiles Serpentes Boidae Boa sp boa
1 mamíferos Carnivora Canidae Cerdocyon thous zorro, zorro perro, perro cenizo
2 mamíferos Lagomorpha Leporidae Sylvilagus floridanus conejo sabanero, conejo silvestre
3 mamíferos Didelphiomorphia Didelphidae Chironectes minimus chucha de agua
4 mamíferos Artiodactyla Cervidae Mazama americana venado sin cuernos, venado colorado
5 mamíferos Primates Cebidae Cebus albifrons mico, mico cariblanco, maicero cariblanco
0 anfibios 0 0 0 No se observaron



Fauna esperada

Aspectos biogeográficos de la biota

Los valles medio y alto del río Magdalena constituyen uno de los llamados refugios pleistocénicos reconocidos para Colombia por varios autores (Williams & Vanzolini, 1980; Ab’Saber, 1982; Brown, 1987; Prance, 1987; Carrizosa & Hernández-Camacho, 1990; Sánchez et al., 1990), citados por Hernández-Camacho et al., (1992a). Corresponde en este caso a zonas cubiertas durante el Wisconsiniano en Colombia por vegetación con tendencia subxerofítica o xerofítica.

Existió un corredor árido entre los flancos de las cordilleras central y oriental, posiblemente conectado con el valle medio del río Chicamocha, que durante los periodos fríos del Plioceno y Pleistoceno conectó el alto Magdalena y la planicie costera, favoreciendo el paso de especies de fauna como Sylvilagus floridanus (conejo silvestre), Burhinus bistriatus (alcaraván venezolano) y Colinus cristatus (perdíz) entre otros, (Hernández-Camacho et al., 1992a).

El alto valle del Magdalena se constituyó, durante los períodos interglaciares (húmedos), en una de las zonas desérticas y de bosques xerofíticos y subxerofíticos remanentes que alcanzaron su máxima expansión durante las épocas pleniglaciares del Pleistoceno. Allí la pluviosidad decrece en sentido N-S hasta el S de Neiva donde se invierte, lo cual permite la transición desde bosques higrotropofiticos y sabanas hacia la suxerofitia que termina en el valle del río Cabrera (Huila-Tolima) y el desierto de la Tatacoa, al N de Neiva.

Salvo la avifauna que presenta notables endemismos, la biota de estas zonas ha sido poco estudiada. Sin embargo, existe una clara afinidad con la biota de áreas subxerofíticas de la región Caribe, lo cual evidencia la presencia del corredor árido ya citado.

Tanto Hernández-Camacho et al., (1992a), como Renjifo et al., (2002), resaltan en este sector de la vertiente oeste de la Cordillera Oriental, desde el norte de Santader hasta Cundinamarca, la existencia de una avifauna notable por la abundancia de especies endémicas y el elevado número de especies amenazadas y una ausencia casi total de áreas protegidas o reservas representativas.

El status de La Esperanza y su condición futura intangible, como consecuencia del manejo del centro penitenciario la hacen un área de interés para la implementación de un área de conservación de los biotopos xerofíticos del Magdalena alto. La conservación requeriría restauración.

La zona de interés se ubica dentro del Distrito Tolima, de la Provincia biogeográfica norandina, Hernández-Camacho et al., (1992b), dicho distrito hace parte de aquel corredor cuyo limite sur llegaría hasta los alrededores de Cambao (Cundinamarca).

De acuerdo con la descripción de estos actoresautores, parecen existir diferencias entre las márgenes del río, ya que sobre las partes bajas cercanas al río (margen del Tolima), se percibe una tendencia a ser más seca con bosques higrotropofíticos característicos de lo que fueron los llanos del Tolima, hoy esta zona excesivamente transformada se extiende hasta Garzón (Huila). Al parecer estuvo formada en buena parte por sabanas naturales que tuvieron estrecha relación (topográfica o espacial), con los bosques semiabiertos de Curatella americana (chaparral), de los que quedan algunos relictos, alrededor de los cuales posiblemente existieron comunidades de Scheelea butyraca (palma de cuesco), más o menos abiertos debido en gran parte a su tolerancia al fuego. (Creo que la diferencia está en la capacidad de retención de agua de los suelos que es menor en las paleoterrazas de la margen derecha/Cundinamarca que en la cordillera central, cuyos suelos tienen un alto componente de cenizas volcánicas, ausentes en los suelos del la oriental. ¿Qué se puede apreciar en el atlas de la región andina? ¡Abajo está la respuesta!).

Para el sector de Cundinamarca no existen evidencias que permitan establecer la existencia de esa formación vegetal de tipo sabana, pero si hay de bosques higrotropofíticos, con tendencia medianamente pronunciada a la subxerofitia que se prolongan por la margen del río Magdalena en una franja relativamente angosta hasta el norte del Huila, donde alcanza su mayor sequía.

En los sitios con suelos de textura más fina y con mayor capacidad de retención de agua existió un bosque de tipo higrotropofítico o de galería, con característica más húmedas y de mayor porte, el cual al aproximarse a las primeras estribaciones de las cordilleras debió conformar un bosque transicional hacia el bosque más húmedo de las laderas propiamente dichas de la cordillera.

Aparentemente la biota en este distrito presenta un buen conjunto de especies endémicas y otras de distribución muy localizada en algunos de los valles, como pasa con la cactácea Armatocereus humilis, muy frecuente en el alto Magdalena, en el cañon del Chicamocha, Tolima, Huila, Cundinamarca y en los enclaves secos del Dagua y del Patía, no obstante se resalta la antigua conexión con la región norte del valle medio y bajo del Magdalena.

El Bosque seco tropical o bosque caducifolio

Continuando con la ubicación del área de interés (Finca La Esperanza), de acuerdo con Hernández-Camacho& Sánchez-Páez (1992), la misma representa un bioma zonal de tierras bajas denominado tropical alternohígrico, referido a los bosques en clima cálido donde hay un periodo prolongado de sequía, durante el cual las plantas sufren deficiencia de agua y la mayor parte los árboles pierden su follaje (bosques caducifolios o deciduos, bosque seco tropical). Con las lluvias se recobra el follaje y exuberancia.

El bosque seco tropical o bosque tropical caducifolio, se encuentra prácticamente acabado debido a que crece en lugares con climas aptos para la agricultura y la ganadería, por lo cual se considera que es la formación forestal del país más amenazada (Gentry, citado por Lerdau et al., 1991, citados por Andrade et al., 1992).

También Hernández-Camacho& Sánchez-Páez (1992), anotan como gran parte estos bosques han sido arrasados para potreros de pastoreo, cultivos o para aprovechar la madera (para aserríos o carbón). También se han extraído otros productos como hojas de palmera para elaborar esteras o para el techo, resinas y madera del tajamaco (Bursera graveolens) como incienso o la del bálsamo de Tolú (Myroxylon balsamum). Otras especies vegetales particulares para la zona son: Steriphoma colombiana, Pithecellobium bogotense, y Amaria petiolata.

La flora de estos bosques tiene afinidad con México, Centroamérica y el Chaco en especies de los géneros: Bursera, Bulnesia, Aspidosperma, Polyneuron, Tabebuia). En cuanto a la fauna, en general la misma parece derivarse en la mayoría de los casos de elementos de bosques más húmedos. Figuran como especies de caza importantes la danta (Tapirus terrestris), venados (Mazama spp y Odocoileus virginianus), guartinaja (Agouti paca), ñeque (Dasyprocta punctata), zaíno (Tayasu pecari), pavas (Penélope sp) y guacharacas (Ortalis spp) (Hernández-Camacho& Sánchez-Páez, 1992).

Asociados a los refugios pleistocénicos y la historia evolutiva de la biota reflejada en las unidades biogeográficas, Hernández-Camacho et al., (1992c), han delimitado la zona del alto Magdalena (biomas árido y semiárido), como uno de los 58 centros de endemismos, destacando la presencia de especies particulares como: el buho de las cuevas (Athene cunicular tolimae), perdíz (Colinus cristatus leucotis), cucarachero chupahuevos (Campylorhynchus griseus zimmeri), semillero pechinegro (Tiaris bicolor huilae), cardonero coronirrojo (Coryphospingus piliatus rostratus), tortolita pechiescamada (Columbina passerina párvula), gallina ciega (Chordellis acutipenis crisalis), barranquero coronado (Momotus momota spp. nov.), eufonía frentinegra (Euphonia concinna); conejo silvestre (Sylvilagus floridanus purgatus).

A nivel de la biodiversidad regional, las zonas secas de Colombia además de las ubicadas en el Cinturón árido del Caribe (<1000mm), se hallan también en los algunos valles interandinos (<2000mm), como en la región del Alto Magdalena, considerada como una zona de menor diversidad pero con gran endemismo (Terborgh & Winter, 1982, citado por Andrade et al, 1992), es debido a este endemismo a nivel de especies y subespecies que se resalta su importancia (Andrade et al, 1992, Ministerio del Medio Ambiente, 2002).

Según Andrade et al, (1992), el endemismo de vertebrados en dichas zonas secas es muy variable y no hay patrones válidos para todos los grupos; citando a Haffer (1967), anota como ejemplo, el caso de la avifauna típica de las formaciones xerofíticas y sub-xerofíticas del Alto Magdalena, compuesta por 54 especies y aunque no existen especies endémicas, 21 son consideradas formas o subespecies diferentes. Hoy de acuerdo con los datos y mapas citados por Renjifo et al., (2002), se identifican por referencias para esa región por lo menos 4 especies endémicas.

Las zonas secas del país, se encuentran entre los ecosistemas menos conocidos y aunque han sido considerados de baja diversidad de especies, en comparación con las húmedas, realmente cuentan con una gran biodiversidad (Mares, 1992, citado por Cuartas & Muñoz, 1995).

En forma general, Ceballos (citado por Lerdau et al., 1991, citados por Andrade, 1992), el número de especies de vertebrados en los bosques secos tropicales, puede ser tan alto como el de los bosques húmedos. Retomando a Andrade et al., (1992), talvez la existencia de un paisaje similar al de las sabanas naturales, con bosques de galería (formaciones vegetales mésicas), hace que la diversidad biológica del mismo aumente, ya que estos bosques representan corredores que permiten no solo la ubicación de fauna asociada a cursos de agua sino la dispersión de la fauna que se ocultan temporalmente o dependen parcialmente del bosque, tal como armadillos (Dascypus novemcinctus), zarigüeyas (Didelphys marsupialis) y venados (Mazama spp).

Registros

Tras la revisión de listados del registros de especies de fauna para localidades cercanas (v. gr., Guaduas, Honda), regionales (v. gr., departamentos de Cundinamarca y Tolima) o mayores (v. gr., Alto Magdalena, Valle del Magdalena), se acopian por el momento 107 registros entre aves (30), mamíferos (30) y reptiles (47), de las especies que se esperaría hallar en la región donde se localiza la finca La Esperanza.

Sumando las especies registradas en campo y las reportadas para la región se totalizan 57 especies de aves, es decir, el 25% de las reportadas para el bosque seco en Colombia (226, Salaman et al., 2001),o el 30,5% de las referidas al valle del Magdalena (187, Salaman et al., 2001). En cuanto al status de amenaza, dentro de las reportadas para la región, como se precisa en la Tabla 2B, se encuentran con 2 especies en peligro crítico, 2 vulnerables, 3 en peligro; además hay 4 endémicas de Colombia y una en listado Apéndice III de CITES.

Según CVC (2003), las regiones áridas y semiáridas en Colombia permiten la permanencia de por lo menos 110 especies de aves (aunque muchas no son exclusivas), predominan semilleros como canarios y chizgas, torcazas, perdices, atrapamoscas como sirirí y bichofué.

Cruzando información sobre registros de especies de murciélagos asociados a especies de flora (Dobat & Peikert-Holle, 1985; Cuartas & Muñoz, 1995), se ha inferido a partir de las especies de flora presentes en la región de la Finca La Esperanza, la posible presencia de un total de 18 especies de murciélagos (12% de las 154 halladas en Colombia según Muñoz, 1995), 17 de ellas de la familia Phyllostomidae (la más abundante en Colombia según Muñoz, 1995 y una de Noctilionidae (ver Tabla 2D).

El papel de las especies, es fundamental ya que entre ellas se citan dispersores de semillas, polinizadores, controladores de insectos y de algunos vertebrados pequeños. Algunas de dichas especies también son caracterizadas por los reportes como vectores del virus de rabia y de la histoplasmosis, otros como destructores de frutales. Aunque no se ubiquen allí durante el día, dada su movilidad pueden estar interactuando con las áreas secas bajas más cercanas al río Magdalena.

Como referencia a mano se cuenta con el estudio de Cuartas & Muñoz (1995), quienes a través de sesenta días de muestreos entre 1992 y 1994, registraron 21 especies de murciélagos en relictos de bosque semidecíduo en el extremo sureste de la Isla de Mompox, favorecido por un nivel freático alto, pero con períodos de fuerte sequía. Así, en la región de la finca La Esperanza, menos plana y con vertientes abruptas cercanas es posible que albergue una fauna de murciélagos diversa.

Respecto a otros mamíferos, la lista de reportes de la región de la finca La Esperanza, además de las observadas en campo, incluye especies difíciles de observar y que por sus requerimientos de cobertura vegetal más densa y más amplia, muy posiblemente estén muy reducidos, tales como la guartinaja, ñeque, danta, zaino y venado de cornamenta. Según CVC (2003), los mamíferos en los bosques secos incluye especies de las zonas de piedemonte aledaños, como es el caso del zorro (Cerdocyon thous), pero en general los bosques secos de Colombia, comparados con similares en América, albergan pocos mamíferos. La permanencia de algunas especies como el zorro, mico cariblanco, conejo y venado, asociadas a los reducidos bosques riparios, resaltan la importancia de la conservación de los fragmentos de este tipo ambientes.

Como los otros grupos de vertebrados, los anfibios son también poco diversos en estos ambientes secos, no se precisaron reportes sobre este grupo para la región de la finca La Esperanza. Dada las limitaciones en la retención y depósito de aguas corrientes y lluvias, no es de extrañar la baja diversidad de estos animales. No obstante, como ocurre en otros enclaves secos, se puede esperar que vivan allí, especies asociadas a la vegetación ribereña de ríos, quebradas y jagüeyes. Para los bosques secos de Dagua (Valle), se citan las especies Minyobates bombetes (endémica de Colombia), Colostethus fraterdanieli y Bufo marinus, como adaptadas a dichos ambientes (CVC, 2003).

En cuanto a los reptiles, los reportes para la región, suman 32 especies y 15 subespecies, incluyendo pequeños y grandes lagartos, serpientes y tortugas, al igual que los mamíferos, muchas de estas especies se comparten con ambientes más cercanos y propios de la orilla del río Magdalena y de los bosques ribereños más antiguos y menos intervenidos.

Gran parte de dichas especies son pequeños lagartos y serpientes, de los primeros se resalta el registro de Anolis sulcifrons endémico del Magdalena Medio y entre las serpientes la cazadora negra (Clelia clelia clelia), controladora de otras serpientes e incluida en el Apéndice II de CITES. También en este Apéndice figuran la iguana (Iguana iguana) y el lobo pollero (Tupinambis teguixin). En cuanto a las tortugas, se registran para el sector de Honda, la tortuga de agua (Podocnemis lewyana), endémica de Colombia y en peligro, y el morrocoy (Geochelene carbonaria), por su status en peligro crítico es considerada en el Apéndice I de CITES.

En los terrenos de la finca La Esperanza, los más conspicuos por frecuentar áreas semiabiertas son los pequeños lagartijones o maticos (Cnemidophorus lemniscatus), que deben ser presas de aves rapaces, serpientes y zorros.


Una revisión inicial de documentos sobre los diferentes grupos de vertebrados terrestres, han permitido listar algunas especies que se reportaron para localidades relativamente cercanas a la actual Finca La Esperanza. Las mismas se presentan en la siguiente tabla.

Mamíferos del valle del río Seco


Tabla 2. Fauna vertebrada regional reportada. A. Mamíferos
localidad de registro orden familia especie nombre común referencia status de conservación endemismo CITES dietas frecuencia hábitat
1 Valle de Magdalena Artiodactyla Cervidae Mazama americana venado sin cuernos, venado colorado Navarro & Muñoz (2000) casi amenazada, menor riesgo s.i. Apéndice III frutas, brotes tiernos, flores caídas s.i. bosques húmedos de tierras bajas, zonas pantanosas, riberas de ríos, viejos cultivos
2 Bioma zonal tropical alternohígrico (bosque seco caducifolio) Artiodactyla Cervidae Mazama spp venado Hernández-Camacho& Sánchez-Páez (1992) s.i. s.i. s.i. s.i. s.i. bosque seco
3 Bioma zonal tropical alternohígrico (bosque seco caducifolio) Artiodactyla Cervidae Odocoileus virginianus venado Hernández-Camacho& Sánchez-Páez (1992) en peligro* s.i. Apéndice III herbívora, frugívora s.i. bosques y sabanas, bosque secundario
4 Bioma zonal tropical alternohígrico (bosque seco caducifolio) Artiodactyla Tayassuidae Tayasu pecari zaíno Hernández-Camacho& Sánchez-Páez (1992) s.i. s.i. Apéndice II frugívora, invertebrados s.i. bosques de tierras bajas, cerca de cursos de agua
5 Valle de Magdalena Carnívora Canidae Cerdocyon thous zorro, zorro perro, perro cenizo Navarro & Muñoz (2000) datos insuficientes s.i. Apéndice II roedores, ranas, reptiles, insectos, frutos silvestres s.i. sabanas, bosques humedos, de niebla y páramo
6 Valle de Magdalena Didelphiomorphia Didelphidae Chironectes minimus chucha de agua Navarro & Muñoz (2000) casi amenazada, menor riesgo s.i. s.i. peces, crustáceos, invertebrados, pequeños vertebrados, frutas en ocasiones s.i. zonas áridas, áreas cercanas a cuerpos de agua
7 Valle de Magdalena Lagomorpha Leporidae Sylvilagus floridanus conejo sabanero, conejo silvestre Navarro & Muñoz (2000) datos insuficientes s.i. s.i. pastos y arbustos s.i. zonas abiertas, cultivos, áreas cercanas a cuerpos de agua
8 Centro de endemismo Alto Magdalena (biomas árido y semiárido) Lagomorpha Leporidae Sylvilagus floridanus purgatus conejo silvestre Hernández-Camacho et al., (1992c) s.i. s.i. s.i. s.i. s.i. s.i.
9 Bioma zonal tropical alternohígrico (bosque seco caducifolio) Perissodactyla Tapiridae Tapirus terrestris danta Hernández-Camacho& Sánchez-Páez (1992) en peligro* s.i. Apéndice II hierbas y frutos terrestres y de pantano s.i. bosque de galería, bosque seco o humedo, pantanos condensa vegetación
10 Valle de Magdalena Primates Cebidae Cebus albifrons mico, mico cariblanco, maicero cariblanco Emmons (1997) s.i. s.i. Apéndice II frutos, semillas, artropodos, avispas s.i. bosques maduros y alterados
11 Bioma zonal tropical alternohígrico (bosque seco caducifolio) Rodentia Agoutidae Agouti paca guartinaja Hernández-Camacho& Sánchez-Páez (1992) s.i. s.i. Apéndice III frugívora, herbívora s.i. bosques de galería
12 Bioma zonal tropical alternohígrico (bosque seco caducifolio) Rodentia Dasyproctidae Dasyprocta punctata ñeque Hernández-Camacho& Sánchez-Páez (1992) s.i. s.i. Apéndice III frugívora, herbívora s.i. bosques húmedos y secos de zonas bajas, cultivos


Aves del valle del río Seco

Tabla 2. Fauna vertebrada regional reportada. B. Aves
localidad de registro orden familia especie nombre común referencia status de conservación endemismo CITES dietas frecuencia hábitat
1 Centro de endemismo Alto Magdalena (biomas árido y semiárido) Caprimulgiformes Caprimulgidae Chordeilis acutipenis crisalis gallina ciega Hernández-Camacho et al., (1992c) No aparece en Libro Rojo de aves s.i. s.i. insectívora s.i. bosque seco y húmedo, pastizales y potreros, caminos
2 La Dorada (Caldas), margen occidental del río Magdalena, ca. 180 m snm Caradriformes Jacanidae Jacana jacana jacana Jaramillo & Olarte (1996) No aparece en Libro Rojo de aves s.i. s.i. omnívora, invertebrados acuáticos, insectos, crustáceos, vegetación tierna abundante común humedales y zonas ribereñas
3 Centro de endemismo Alto Magdalena (biomas árido y semiárido) Columbiformes Columbidae Columbina passerina parvula tortolita pechiescamada Hernández-Camacho et al., (1992c) No aparece en Libro Rojo de aves s.i. s.i. granívora s.i. bosques seco y sabana
4 Centro de endemismo Alto Magdalena (biomas árido y semiárido) Coraciiformes Momotidae Momotus momota spp. nov. barranquero coronado Hernández-Camacho et al., (1992c) No aparece en Libro Rojo de aves s.i. s.i. larvas, crustáceos, frutos s.i. bosque seco y bosque húmedo
5 Dorada (Caldas), puerto sobre el río Magdalena margen occidental, altitud aproximada 180 msnm Cuculiformes Cuculidae Coccyzus americanus cuco migratorio o americano, gualón, gusanero Jaramillo & Olarte (1996) No aparece en Libro Rojo de aves s.i. s.i. insectívora, frugívora, insectos, crustáceos, frutos abundante común llanuras, potreros, bordes de monte
6 Dorada (Caldas), puerto sobre el río Magdalena margen occidental, altitud aproximada 180 msnm Falconiformes Accipitridae Heterospizias meridionalis gavilán de la sabana Jaramillo & Olarte (1996) No aparece en Libro Rojo de aves s.i. s.i. carnívora, roedores, insectos abundante común llanuras, potreros, bordes de monte
7 Área Guaduas - Honda (mapas de distribución con hábitat perdido, hábitat remanente y localidades particulares) Galliformes Cracidae Crax alberti pavón colombiano, paujil de pico azul Renjifo et al., (2002) peligro crítico s.i. Apéndice III frutos, plántulas, anélidos, artrópodos grandes, carroña, arena rara bosques maduros de tierras bajas y de piedemonte
8 Bioma zonal tropical alternohígrico (bosque seco caducifolio) Galliformes Cracidae Ortalis spp guacharacas Hernández-Camacho& Sánchez-Páez (1992) s.i. s.i. s.i. frugívora, insectvora, retoños s.i. bosque seco
9 Bioma zonal tropical alternohígrico (bosque seco caducifolio) Galliformes Cracidae Penélope sp pavas Hernández-Camacho& Sánchez-Páez (1992) s.i. s.i. s.i. frugívora, insectívora, retoños s.i. bosque seco
10 Hacienda Palogordo, Purificación (Tolima), margen oriental del río Magdalena, altitud aproximada 330 msnm Galliformes Odonthophoridae Colinus cristatus perdíz Jaramillo & Olarte (1996) No aparece en Libro Rojo de aves s.i. s.i. granívora, granos y semillas, crustáceos abundante, común llanuras, potreros, bordes de monte, orillas de ríos, carreteras y caminos
11 Centro de endemismo Alto Magdalena (biomas árido y semiárido) Galliformes Odonthophoridae Colinus cristatus leucotis perdíz Hernández-Camacho et al., (1992c) No aparece en Libro Rojo de aves s.i. s.i. frugívora, granívora, granos y semillas, crustáceos s.i. sabana
12 Hacienda Palogordo, Purificación (Tolima), margen oriental del río Magdalena, altitud aproximada 330 msnm Passeriformes Coerebidae Coereba flaveola mielera, mielero común Jaramillo & Olarte (1996) No aparece en Libro Rojo de aves s.i. s.i. insectívora, nectarívora, frugívora, frutos, néctar abundante, común borde de bosque, jardines, huertos, zonas habitadas
13 Área Guaduas - Honda (mapas de distribución con hábitat perdido, hábitat remanente y localidades particulares) Passeriformes Formicariidae Clytoctantes alixii hormiguero pico de hacha Renjifo et al., (2002) en peligro s.i. s.i. hormigas, insectos de corteza rara borde bosque secundario de zonas bajas y piedemonte
14 Centro de endemismo Alto Magdalena (biomas árido y semiárido) Passeriformes Fringillidae Coryphospingus pileatus rostratus cardonero coronirrojo Hernández-Camacho et al., (1992c) No aparece en Libro Rojo de aves s.i. s.i. s.i. s.i. bosque seco
15 Hacienda Palogordo, Purificación (Tolima), margen oriental del río Magdalena, altitud aproximada 330 msnm Passeriformes Fringillidae Saltator maximus maxisaltarín, saltador ajicero Jaramillo & Olarte (1996) No aparece en Libro Rojo de aves s.i. s.i. frugívora, granívora abundante rastrojos altos y bajos
16 Hacienda Palogordo, Purificación (Tolima), margen oriental del río Magdalena, altitud aproximada 330 msnm Passeriformes Fringillidae Sicalis luteola canarios Jaramillo & Olarte (1996) No aparece en Libro Rojo de aves s.i. s.i. granívora, granos y semillas, larvas y gusanos abundante, común llanuras, potreros, bordes de monte
17 Centro de endemismo Alto Magdalena (biomas árido y semiárido) Passeriformes Fringillidae Tiaris bicolor huilae semillero pechinegro Hernández-Camacho et al., (1992c) No aparece en Libro Rojo de aves s.i. s.i. s.i. s.i. bosque seco
18 Dorada (Caldas), puerto sobre el río Magdalena margen occidental, altitud aproximada 180 msnm Passeriformes Icteridae Agelaius icterocephalus cabeciamarillo, monjita o toche de laguna Jaramillo & Olarte (1996) No aparece en Libro Rojo de aves s.i. s.i. insectívora, insectos, crustáceos, moluscos abundante, común humedales y zonas ribereñas
19 Centro de endemismo Alto Magdalena (biomas árido y semiárido) Passeriformes Thraupidae Euphonia concinna eufonía frentinegra Hernández-Camacho et al., (1992c) No aparece en Libro Rojo de aves de Colombia s.i. s.i. s.i. bosque seco
20 Hacienda Palogordo, Purificación (Tolima), margen oriental del río Magdalena, altitud aproximada 330 msnm Passeriformes Troglodytidae Campylorhynchus griseus chupahuevos Jaramillo & Olarte (1996) No aparece en Libro Rojo de aves s.i. s.i. insectívora común borde de bosque, riberas de ríos y ciénagas, zonas habitadas
21 Centro de endemismo Alto Magdalena (biomas árido y semiárido) Passeriformes Troglodytidae Campylorhynchus griseus zimmeri cucarachero, chupahuevos Hernández-Camacho et al., (1992c) No aparece en Libro Rojo de aves s.i. s.i. insectívora s.i. borde de bosque, riberas de ríos y ciénagas
22 Hacienda Palogordo, Purificación (Tolima), margen oriental del río Magdalena, altitud aproximada 330 msnm Passeriformes Tyrannidae Fluvicola pica monjita de los torrentes Jaramillo & Olarte (1996) No aparece en Libro Rojo de aves s.i. s.i. insectívora, insectos abundante humedales, zonas ribereñas, pastizales y potreros
23 Área Guaduas - Honda (mapas de distribución con hábitat perdido, hábitat remanente y localidades particulares) Passeriformes Tyrannidae Phylloscartes lanyoni tiranuelo antioqueño Renjifo et al., (2002) en peligro de Colombia s.i. insectos del envés de las hojas escasa bosque semicaducifolio de piedemonte perturbados
24 Hacienda Palogordo, Purificación (Tolima), margen oriental del río Magdalena, altitud aproximada 330 msnm Piciformes Galbulidae Galbula ruficauda jacamar coli'rojo, jacamar colirrufo Jaramillo & Olarte (1996) No aparece en Libro Rojo de aves s.i. s.i. insectívora, insectos abundante, común bosque secundario seco o húmedo, borde de bosque
25 Área Guaduas - Honda (mapas de distribución con hábitat perdido, hábitat remanente y localidades particulares) Piciformes Picidae Melanerpes chrysauchen carpintero enmascarado Renjifo et al., (2002) vulnerable s.i. s.i. artrópodos de corteza, insectos voladores; Cecropia, Clusia, Bactris gasipaes rara bosques maduros y secundarios semiabiertos de estribaciones
26 Hacienda Palogordo, Purificación (Tolima), margen oriental del río Magdalena, altitud aproximada 330 msnm Piciformes Picidae Melanerpes rubricapillus carpintero nuqui'rojo, carpintero habado Jaramillo & Olarte (1996) No aparece enen Libro Rojo de aves s.i. s.i. insectívora, frugívora, insectos abundante llanuras, potreros, bordes de monte, asentamientos humanos
27 Área Guaduas - Honda (mapas de distribución con hábitat perdido, hábitat remanente y localidades particulares) Piciformes Ramphastidae Capito hypoleucus torito capiblanco, palomo Renjifo et al., (2002) en peligro de Colombia s.i. Cecropia, Cupania, Myrsine guianenesis, Miconia, Marcgravia, Euterpe, Urera, Alchornea, Trema, Guettarda, Ficus, Clusia, Phoradendron rara bosques húmedo tropical y subandino
28 Área Guaduas - Honda (mapas de distribución con hábitat perdido, hábitat remanente y localidades particulares) Psittaciformes Psittacidae Pionopsitta pyrilia cotorra cariamarilla Renjifo et al., (2002) vulnerable s.i. s.i. frigívora, granívora rara, común bosques maduros de tierras bajas y de piedemonte
29 Centro de endemismo Alto Magdalena (biomas árido y semiárido) Strigiformes Strigidae Athene cunicularia tolimae buho de las cuevas, mochuelo conejo Hernández-Camacho et al., (1992c) No aparece en Libro Rojo de aves s.i. s.i. roedores, insectos s.i. llanuras, potreros, bordes de monte
30 Área Guaduas - Honda (mapas de distribución con hábitat perdido, hábitat remanente y localidades particulares) Tinamiformes Tinamidae Crypturellus saltuarius tinamu del Magdalena Renjifo et al., (2002) peligro crítico de Colombia s.i. no se conoce su dieta muy escasa, cercana a la extinción bosque caducifolio bajo seco y sabana


Reptiles del valle del río Seco



Tabla 2. Fauna vertebrada regional reportada. C. Reptilia
localidad de registro orden familia especie nombre común referencia status de conservación endemismo CITES dietas frecuencia hábitat
1 Honda (Tolima), Muzo (Cundinamarca) Amphisbaenia Amphisbaenidae Amphisbaena fuliginosa varia culebra cieguita Sánchez et al., (1995) No aparece en Libro Rojo de reptiles s.i. s.i. s.i. rara galerías de bancos de sabanas inundables
2 Hoya del Magdalena Crocodylia Crocodylidae Caiman crocodilus fuscus babilla, caimán común, caimán de anteojos Sánchez et al., (1995) vulnerable algunas poblaciones s.i. s.i. carnívora común ríos, ciénagas, zonas ribereñas de tierras bajas hasta 500 msnm
3 Honda (registro de colección) Crocodylia Crocodylidae Crocodylus acutus cocodrilo, caimán de aguja, caiman del Magdalena Castaño-Mora (2000) peligro crítico s.i. Apéndice I cangrejos, insectos, peces, tortugas, iguanas, babillas, aves acuática, carroña escasa ríos, ciénagas, pantanos, pozos, jagüeyes, manglares
4 Cundinamarca, Tolima, Huila, Caldas Sauria Gekkonidae Gonatodes albogularis tuteca Sánchez et al., (1995) No aparece en Libro Rojo de reptiles s.i. s.i. insectívora común áreas abiertas potreros, habitadas
5 Cundinamarca, Mariquita (Tolima), Bolívar Sauria Gekkonidae Hemidactylus brooki tuteca Sánchez et al., (1995) No aparece en Libro Rojo de reptiles s.i. s.i. insectívora, arácnidos s.i. áreas abiertas potreros, habitadas
6 Cundinamarca, Cordillera O en Magdalena medio Sauria Gekkonidae Lepidoblepharis colombianus lagarto Sánchez et al., (1995) No aparece en Libro Rojo de reptiles s.i. s.i. s.i. s.i. s.i.
7 Cundinamarca, a ambos lados de la Cordillera O Sauria Gekkonidae Pseudogonatodes peruvianus lagarto Sánchez et al., (1995) No aparece en Libro Rojo de reptiles s.i. s.i. s.i. s.i. s.i.
8 Cundinamarca, Ortega (Tolima) Sauria Gekkonidae Thecadactylus rapicauda lagarto Sánchez et al., (1995) No aparece en Libro Rojo de reptiles s.i. s.i. s.i. s.i. s.i.
9 Cundinamarca, Huila, Boyaca, Antioquia Sauria Gymnophthalmidae Anadia rhombifera lagarto Sánchez et al., (1995) No aparece en Libro Rojo de reptiles s.i. s.i. s.i. s.i. s.i.
10 Cundinamarca, Caldas, Guajira Sauria Gymnophthalmidae Bachia bicolor lagarto Sánchez et al., (1995) No aparece en Libro Rojo de reptiles s.i. s.i. s.i. s.i. s.i.
11 Cundinamarca, Caldas, Tolima Sauria Gymnophthalmidae Prionodactylus vertebralis lagarto Sánchez et al., (1995) No aparece en Libro Rojo de reptiles s.i. s.i. s.i. s.i. s.i.
12 Cundinamarca, Tolima, Huila Sauria Gymnophthalmidae Proctoporus striatus lagarto Sánchez et al., (1995) No aparece en Libro Rojo de reptiles s.i. s.i. s.i. s.i. s.i.
13 Cundinamarca, Huila, Cañon del Tolima (Tolima) Sauria Gymnophthalmidae Ptychoglossus bicolor lagarto Sánchez et al., (1995) No aparece en Libro Rojo de reptiles s.i. s.i. s.i. s.i. s.i.
14 Cundinamarca, Tolima, Bolívar, Guajira, Cesar Sauria Gymnophthalmidae Tretioscincus bifaciatus lagarto Sánchez et al., (1995) No aparece en Libro Rojo de reptiles s.i. s.i. s.i. s.i. s.i.
15 Amplia distribución en Colombia Sauria Iguanidae Anolis auratus lagarto Sánchez et al., (1995) No aparece en Libro Rojo de reptiles s.i. s.i. s.i. s.i. bosques de galería
16 Cundinamarca, Tolima, Santander, Antioquia Sauria Iguanidae Anolis sulcifrons lagarto, camaleón Sánchez et al., (1995) No aparece en Libro Rojo de reptiles Valle del Magdalena medio s.i. s.i. s.i. s.i.
17 Cundinamarca, Cañon del Tolima (Tolima), Caldas Sauria Iguanidae Anolis tolimensis lagarto Sánchez et al., (1995) No aparece en Libro Rojo de reptiles s.i. s.i. s.i. s.i. s.i.
18 Cundinamarca, Tolima Sauria Iguanidae Basiliscus basiliscus basilisco Sánchez et al., (1995) No aparece en Libro Rojo de reptiles s.i. s.i. s.i. s.i. s.i.
19 Cundinamarca, Boyaca, Santander, Antioquia Sauria Iguanidae Corytophanes cristatus lagarto Sánchez et al., (1995) No aparece en Libro Rojo de reptiles s.i. s.i. s.i. s.i. s.i.
20 Amplia distribución en Colombia Sauria Iguanidae Iguana iguana iguana Sánchez et al., (1995) No aparece en Libro Rojo de reptiles s.i. Apéndice II herbívora s.i. común riberas de ríos, quebradas, ciénagas
21 Puerto Boyaca, río Magdalena Sauria Teiidae Ameiva bifrontata lagarto Sánchez et al., (1995) No aparece en Libro Rojo de reptiles s.i. s.i. omnívora s.i. sustrato vegetación arbustiva y herbácea
22 Cundinamarca, Tolima Sauria Teiidae Ameiva festiva lagarto, matico Sánchez et al., (1995) No aparece en Libro Rojo de reptiles s.i. s.i. omnívora s.i. áreas abiertas en sabanas tropicales
23 Honda (Tolima), Sasaima (Cundinamarca) Sauria Teiidae Ameiva niceforoi lagarto Sánchez et al., (1995) No aparece en Libro Rojo de reptiles s.i. s.i. omnívora s.i. sustrato vegetación arbustiva y herbácea
24 Bosque seco tropical Sauria Teiidae Tupinambis teguixin lobo pollero, mato ACOPAZOA (2004) No aparece en Libro Rojo de reptiles s.i. Apéndice II omnívora común rastrojos, bosques de galería
25 Honda (Tolima) Serpentes Anomalepididae Helmintophis praeocularis serpiente Sánchez et al., (1995) s.i. s.i. s.i. s.i. s.i.
26 Cundinamarca, Mariquita (Tolima) Serpentes Anomalepididae Liotyphlops albirostris serpiente Sánchez et al., (1995) No aparece en Libro Rojo de reptiles s.i. s.i. s.i. s.i. s.i.
27 Cundinamarca, Valle del Magdalena Serpentes Boidae Epicrates cenchria maurus boa Sánchez et al., (1995) No aparece en Libro Rojo de reptiles s.i. s.i. s.i. s.i. s.i.
28 Amplia distribución en Colombia Serpentes Colubridae Clelia clelia clelia zumbadora, cazadora negra Sánchez et al., (1995) No aparece en Libro Rojo de reptiles s.i. Apéndice II ofiófaga, otras serpientes como la taya X (Bothrops asper) s.i. borde de bosque, sabanas abiertas
29 Cundinamarca Serpentes Colubridae Imantodes cenchoa bejuquillo, cafetera, higuerilla Sánchez et al., (1995) No aparece en Libro Rojo de reptiles s.i. s.i. lagartos (Anolis sp) y ranas s.i. arborícola
30 Valle del Magdalena, Ortega (Tolima) Serpentes Colubridae Imantodes gemmistratus serpiente Sánchez et al., (1995) No aparece en Libro Rojo de reptiles s.i. s.i. s.i. s.i. s.i.
31 Cundinamarca Serpentes Colubridae Leptodeira annulata annulata platanera, rabiseca Sánchez et al., (1995) No aparece en Libro Rojo de reptiles s.i. s.i. lagartijas, ranas, sapos y huevos de éstos s.i. s.i.
32 Tolima, Cundinamarca Serpentes Colubridae Leptophis ahetulla occidentalis cazadora verde Sánchez et al., (1995) No aparece en Libro Rojo de reptiles s.i. s.i. insectos, artrópodos, lagartos y ranas arbóreas s.i. vegetación baja herbácea
33 Cundinamarca Serpentes Colubridae Ninia atrata coralito, tierrera Sánchez et al., (1995) No aparece en Libro Rojo de reptiles s.i. s.i. lagartos e insectos s.i. s.i.
34 Cundinamarca, Atlántico Serpentes Colubridae Pseustes shropshieri granadilla Sánchez et al., (1995) No aparece en Libro Rojo de reptiles s.i. s.i. lagartijas y roedores s.i. s.i.
35 Cundinamarca, Bolívar Serpentes Colubridae Sibon nebulata nebulata falsa mapana, cabezona Sánchez et al., (1995) No aparece en Libro Rojo de reptiles s.i. s.i. moluscos sin concha s.i. s.i.
36 Cundinamarca, Cordoba, Atlántico Serpentes Colubridae Spilotes pullatus pullatus toche tigre, toche voladora Sánchez et al., (1995) No aparece en Libro Rojo de reptiles s.i. s.i. pequeñas aves de piso (perdíz), polluelos, lagartos, ranas, mamíferos (curi), huevos s.i. áreas húmedas a ligeramente secas
37 Cundinamarca, vertiente oeste de la Cordillera O Serpentes Colubridae Synophis lasallei serpiente Sánchez et al., (1995) No aparece en Libro Rojo de reptiles s.i. s.i. s.i. s.i. s.i.
38 Cundinamarca, Atlántico Serpentes Colubridae Tantilla melanocephala melanocephala guardacamino Sánchez et al., (1995) No aparece en Libro Rojo de reptiles s.i. s.i. ranas e insectos s.i. s.i.
39 Cundinamarca Serpentes Colubridae Xenodon rabdocephalus rabdocephalus falsa equis, sapa Sánchez et al., (1995) No aparece en Libro Rojo de reptiles s.i. s.i. ranas y sapos s.i. arborícola
40 Cundinamarca Serpentes Crotalidae Bothrops microphthalmus microphthalmus mapana, taya X Sánchez et al., (1995) No aparece en Libro Rojo de reptiles s.i. s.i. ratas, mamíferos, aves, ranas, lagartijas s.i. s.i.
41 Cundinamarca, Tolima, Huila Serpentes Crotalidae Crotalus durissus terrificus cascabel Sánchez et al., (1995) No aparece en Libro Rojo de reptiles s.i. s.i. ratas, mamíferos, lagartijas s.i. áreas bajas y secas
42 Honda (Tolima) Serpentes Crotalidae Porthidium lansbergii patoco, patoquilla Sánchez et al., (1995) No aparece en Libro Rojo de reptiles s.i. s.i. s.i. s.i. s.i.
43 Cundinamarca, Caldas Serpentes Elapidae Micrurus mipartitus mipartitus coral rabo de ají, rabo de candela, cabeza de chocho Sánchez et al., (1995) No aparece en Libro Rojo de reptiles s.i. s.i. otras serpientes s.i. agujeros, hojarasca
44 Hoya del Magdalena Testudinata Emydidae Trachemys scripta callirostris hicotea, icotea, galápago Sánchez et al., (1995) casi amenazada de Colombia s.i. omnívora común aguas lénticas abiertas
45 Hoya del Magdalena Testudinata Kinosternidae Kinosternon leucostomun postinguinale tortuga Sánchez et al., (1995) No aparece en Libro Rojo de reptiles s.i. s.i. carnívora s.i. aguas lénticas someras y permanentes
46 Honda (registro de colección) Testudinata Pelomedusidae Podocnemis lewyana tortuga, tortuga de río Sánchez et al., (1995); Castaño-Mora (2000) en peligro de Colombia s.i. herbívora escasa playas de ríos y ciénagas
47 Honda (registro de colección) Testudinata Testudinidae Geochelene carbonaria morrocoy, morrocoyo Castaño-Mora (2000) en peligro crítico s.i. Apéndice I omnívora, prefiere carroña, frutas, plántulas común ambientes xerofíticos, bosque seco, matas de monte de sabanas




Murciélagos del Valle del río Seco

Mediante registro de sistemática combinada entre quirópteros y plantas, se listan las especies de murciélagos asociados a especies de plantas presentes en la finca La Esperanza y sus alrededores próximos. La relación se estableció según las referencias, por medio de hallazgo de polen, piel o pellejo, rastro de garras y observación directa en los siguientes países: Costa Rica, Brasil, Costa Rica, Colombia, México, El Salvador, Panamá, SO-Peru, USA (Arizona) (Dobat & Peikert-Holle, 1985); se complementaron registros y datos de las especies con reportes de Cuartas & Muñoz (1995) y Muñoz (1995).


Tabla2. Fauna vertebrada regional reportada. D. Chiroptera
familia subfamilia especie autor dieta beneficio, perjuicio rango altitudinal hábitat plantas asociadas
1 Phyllostomidae Glossophaginae Anoura geoffroyi Gray, 1838 nectarívoro, insectívoro polinizador no determinado cuevas Crescentia
2 Phyllostomidae Stenodermatinae Artibeus jamaicensis Leach, 1821 frugívoro, vegetariano dispersor de semillas, virus de rabia, histoplasmosis 0 a 2000 cuevas, huecos en árboles, hojas grandes Anacardium excelsum (= A. Rhinocarpus), Ceiba pentandra (=Eriodendron anfractuosum), Crescentia, Crescentia cujete, Ochroma pyramidale, Cecropia sp
3 Phyllostomidae Stenodermatinae Artibeus lituratus (Olfers, 1818) frugívoro, vegetariano dispersor de semillas, virus de rabia, destruye frutales 0 a 2000 ramas de árboles Ceiba pentandra (=Eriodendron anfractuosum), Crescentia, Crescentia cujete, Ochroma pyramidale, Cecropia sp
4 Phyllostomidae Stenodermatinae Artibeus phaeotis (Miller, 1902) frugívoro, vegetariano dispersor de semillas, destruye frutales 0 a 1000 hojas grandes Ceiba pentandra (=Eriodendron anfractuosum), Crescentia, Crescentia cujete, Ochroma pyramidale
5 Phyllostomidae Stenodermatinae Artibeus planirostris (Spix,1832) frugívoro, insectívoro, vegetariano dispersor de semillas, virus de rabia, destruye frutales 0 a 1000 ramas de árboles Crescentia cujete, Ceiba pentandra, Cecropia sp
6 Phyllostomidae Carolliinae Carollia perspicillata (Linnaeus, 1758) frugívoro, insectívoro dispersor de semillas, virus de rabia, histoplasmosis, ruidos, estiércol 0 a 2000 cuevas, sótanos, casas, puentes, túneles Anacardium excelsum (= A. Rhinocarpus), Ceiba pentandra (=Eriodendron anfractuosum), Crescentia, Crescentia cujete, Ochroma pyramidale, Cecropia sp
7 Phyllostomidae Glossophaginae Glossophaga longirostris Miller, 1898 nectarívoro, insectívoro, vegetariano controlador de insectos 0 a 1000 cuevas, huecos en árboles, techos de casas habitadas Erythrina fusca (=E. glauca), Subpilocereus ottonis
8 Phyllostomidae Glossophaginae Glossophaga soricina (Pallas, 1766) nectarívoro, insectívoro, vegetariano controlador de insectos, dispersor virus de rabia, histoplasmosis 0 a 2000 cuevas, techos de casas habitadas Ceiba pentandra (=Eriodendron anfractuosum), Crescentia, Crescentia cujete, Lemaireocereus, Ochroma pyramidale, Cecropia sp
9 Phyllostomidae Glossophaginae Leptonycteris nivalis (?) (Saussure, 1860) nectarívoro s.i. s.i. s.i. Ceiba pentandra (=Eriodendron anfractuosum), Crescentia, Crescentia cujete
10 Phyllostomidae Glossophaginae Leptonycteris curasoae (=sanborni) (Miller, 1900) nectarívoro polinizador 0 a 1000 cuevas Subpilocereus ottonis
11 Phyllostomidae Glossophaginae Leptonycteris yerbabuenae (?) Martínez & Villa, 1940 Nectarívoro s.i. s.i. s.i. Crescentia, Lemaireocereus
12 Phyllostomidae Phyllostominae Micronycteris brachyotis (Dobson, 1879) insectívoro, frugívoro dispersor de semillas, controlador de insectos 0 a 1000 huecos en árboles Ochroma pyramidale
13 Noctilionidae no nomenclatura Noctilio labialis (?) (*) (Kerr,1792) nectarívoro s.i. s.i. s.i. Ceiba pentandra (=Eriodendron anfractuosum)
14 Phyllostomidae Phyllostominae Phyllostomus discolor Wagner, 1843 Omnívoro controlador de vertebrados, dispersor virus de rabia, histoplasmosis 0 a 2000 huecos en árboles Ceiba pentandra (=Eriodendron anfractuosum), Crescentia, Crescentia cujete, Ochroma pyramidale
15 Phyllostomidae Phyllostominae Phyllostomus hastatus (Pallas, 1767) omnívoro controlador de vertebrados, dispersor virus de rabia, histoplasmosis 0 a 2000 huecos en árboles Ceiba pentandra (=Eriodendron anfractuosum), Ochroma pyramidale, Crescentia cujete
16 Phyllostomidae Stenodermatinae Platyrrhinus helleri (Peters, 1866) frugívoro dispersor de semillas 0 a 2000 huecos en árboles, hojas grandes Cecropia sp
17 Phyllostomidae Stenodermatinae Sturnira lilium (E. Geoffroy, 1810) frugívoro, nectarívoro dispersor de semillas 0 a 2000 barrancos Anacardium excelsum (= A. Rhinocarpus), Ceiba pentandra (=Eriodendron anfractuosum), Crescentia, Crescentia cujete, Ochroma pyramidale, Cecropia sp
18 Phyllostomidae Phyllostominae Tonatia silvícola (D'Orbigny, 1836) frugívoro, insectívoro dispersor de semillas, controlador de insectos 0 a 1000 huecos en árboles Cecropia sp
(?) especie no registrada para Colombia por Muñoz (1995).
(*) muy problablemente mal determinada según Dobat & Peikert-Holle (1985), podría ser la misma Noctilio leporinus (Linnaeus, 1758).