Hipoxia béntica

De Neotrópicos, plataforma colaborativa.
Saltar a: navegación, buscar

Hipoxia o reducción de oxígeno, es un fenómeno que se presenta en ambientes acuáticos cuando la concentración de oxígeno disuelto en el agua (OD u O2 molecular disuelto) disminuye hasta el punto que las condiciones son detrimentes para los organismos acuáticos que habitan el sistema. El caso extremo es la anoxia que significa ausencia total de oxígeno.

Las tensiones críticas de oxígeno disuelto varían de un hábitat a otro y dependen de los organismos que los habitan; e. g., las aguas dulces del trópico, más cálidas, tienen tensiones de O2 más bajas que las de aguas de la zona templada y por ende los organismos que las habitan están adaptados a bajas tensiones. Sin embargo, se considera que en general tensiones por debajo del 30% del valor de saturación son hipóxicas para los peces.

La condición hipóxica no es necesariamente permanente y con frecuencia se manifiesta en forma cíclica, e. g., con períodos diarios (día - noche) o estacionales (verano - invierno) de paso de hipoxia e incluso anoxia a sobresaturación. Este es el caso del complejo cenagoso Tabacorú, conectado al río Cimitarra, muy cerca de la desembocadura de éste en el Magdalena (este río marca la frontera entre los departamentos de Antioquia y Bolívar); las ciénagas del complejo son cálidas y muy poco profundas (< 1 m) y están sujetas a inversión térmica diaria.

El calificativo béntica hace referencia al hábitat acuático particular del fondo de un río o laguna e incluye la capa superficial de sedimentos y el agua intersticial. Los organismos bentónicos tienden a ser sésiles o limitados en sus movimientos y por tanto son afectados por la hipoxia.

[Buscar datos de campañas en Tabacorú para tabular o graficar].