Gestión en PNN Paramillo

De Neotrópicos, plataforma colaborativa.
Revisión del 22:01 8 feb 2011 de Lcgarcia (discusión | contribuciones) (Opciones jurídicas: puntuación y detalles cosméticos)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)
Saltar a: navegación, buscar

Antecedentes

PNN Paramillo es uno de los más grandes parques nacionales de Colombia (ca. 460.000 ha) y uno de los más importantes desde el punto de vista de sus riquezas biológicas, como quiera que está enclavado en la transición entre las regiones biogeográficas Chocó, Caribe, Magdalena y Andes; además de que aloja innumerables hábitats en el corto y pronunciado gradiente altitudinal (de ca. 4.000 m a 200 en menos de 50 km):

  • páramos -de donde deriva su nombre- al sur, los más septentrionales de la cordillera Occidental
  • bosques altiandinos, quebradas torrenciales, valles escarpados en los tramos altos de los ríos Esmeralda, Verde, Antazales, Sinú y San Jorge, entre otros
  • áreas de pantano al norte, en la planicie aluvial de los tramos bajos de los ríos Tigre y Manso, afluentes del río Sinú.

El parque fue creado en 1977, sin considerar la ocupación humana antecedente: en la región habitaban desde el siglo XVI o quizás antes, comunidades indígenas Emberá-Katío, desplazadas de las tierras bajas del Sinú y San Jorge por la colonización europea y además la región ha sido objeto de un proceso de colonización desde por lo menos las segunda mitad del siglo XIX. Como muchas otras áreas tropicales de Colombia, el aislamiento y las limitaciones ecológicas para el aprovechamiento agropecuario tradicional permitió la conservación de extensas áreas hasta bien entrado el siglo XX. Sin embargo, la colonización se incentivó en la segunda mitad del siglo XX y amenaza la destrucción de inmensas áreas. En lustros recientes han proliferado los cultivos ilegales de marihuana, coca y amapola, por cuyo control se enfrentan diferentes grupos alzados en armas, diversos grupos paramilitares de derecha y la fuerza pública; durante los episodios de conflicto que se pueden extender por lustros, las familias de colonos abandonan las áreas civilizadas en beneficio de la recuperación sucesional de los biotopos del PNN; durante los períodos de calma, se reanudan las acciones de colonización en detrimento de la conservación.

El PNN Paramillo provee el agua para todas las actividades agrícolas, pecuarias, pesqueras, forestales, de los valles bajos del Sinú y del San Jorge (unos 30.000 km2), suministra el agua potable a una población no inferior a 1.000.000 de personas y genera ca. 1.500 Gwh/año de electricidad para el sistema nacional interconectado. Es evidente que los intereses en la conservación del PNN Paramillo son tan grandes como las amenazas.

Con los objetivos de evaluar el status ecológico y de conservación del PNN Paramillo, identificar las causas de las transformaciones y las tendencias y recomendar acciones prioritarias para su consolidación como área protegida, Urrá S. A. la entidad estatal que aprovecha los recursos hidráulicos, contrató en 1996 a Neotrópicos, bajo la supervisión del Ministerio del Medio Ambiente. A continuación una síntesis de las recomendaciones.

Síntesis de enfoque y recomendaciones

El conjunto de propuestas para la intervención del Parque Nacional Natural Paramillo que conforma las acciones prioritarias para el manejo de la situación de ilegalidad de su ocupación por pobladores no indígenas, la extracción incontrolada de recursos naturales y el nivel de deterioro ecológico, se establecen a partir de los resultados del diagnóstico del parque, de las discusiones de los especialistas que conformaron el equipo multidisciplinario de trabajo que adelantó el diagnóstico, con los aportes obtenidos en los distintos talleres realizados con la participación del comité de interventoría técnica del proyecto y particularmente de los talleres realizados directamente con los representantes de las comunidades que conforman esa ocupación ilegal.

La base para el planteamiento de las acciones prioritarias es la búsqueda de la compatibilización de la legislación vigente sobre el manejo de áreas protegidas y la situación real de ocupación y utilización de los recursos del parque por parte de los ocupantes y usuarios actuales.

Marco conceptual para la definición de las acciones prioritarias Las acciones prioritarias que se recomienda llevar a cabo en el parque Paramillo tienen como objetivo garantizar la perdurabilidad e integridad del parque, por tanto se orientan a propiciar soluciones adecuadas a los factores que en la actualidad perturban o atentan contra su estabilidad.

En este marco cabe advertir que por la magnitud y diversidad de factores que hoy concurren en la configuración de la problemática del parque, las acciones propuestas no necesariamente darán resultados en el corto y mediano plazo. Por el contrario, algunos resultados solo serán apreciables en el largo plazo, sin embargo, esto no exime su iniciación inmediata.

Por otra parte, es posible que a corto plazo, factores que contribuyen al deterioro del parque no solamente continúen, sino que aumenten como consecuencia de algunas de las acciones propuestas; sin embargo, es esta situación en cierta medida el precio que se debe pagar para poder implementar las soluciones que a largo plazo la reviertan y garanticen la perdurabilidad e integridad del parque.

Opciones jurídicas

La implementación de las estrategias y de las correspondientes acciones, requieren de un marco jurídico que viabilice la intervención en el parque, esto es, considerando las realidades sociales, económicas y políticas presentes en el parque. En este estudio se consideran tres posibilidades jurídicas:

  • aplicación en estricto sentido la legislación vigente,
  • realinderamiento por razones, sociales, económicas y políticas,
  • flexibilizción transitoria de algunos aspectos de la legislación vigente.

Estrategias

Las acciones propuestas se fundamentan en tres estrategias principales:

  • consolidación y fortalecimiento institucional del parque,
  • creación y consolidación de las zonas de amortiguamiento,
  • articulación del manejo del parque a los procesos de desarrollo regional.

Las acciones prioritarias están enmarcadas dentro del Plan Nacional Director del Sistema de Parques Nacionales y otras Áreas Protegidas, en particular en lo que respecta a las acciones correspondientes a los programas de:

  • administración y manejo,
  • protección y control,
  • educación y comunicación,
  • investigación,
  • coordinación local.

Complementariamente se proponen algunas acciones consideradas requisito indispensable para cualquier intervención institucional en el parque. Estas se refieren a:

  • establecimiento de mecanismos de interlocución con las comunidades sobre los procesos de consolidación del PNN Paramillo
  • mejoramiento de la cartografía del parque, revisón de linderos y señalización
  • evaluación del estado ecológico de los territorios indígenas localizados dentro del PNN Paramillo y apoyo, seguimiento y control al plan de etnodesarrollo
  • iniciación del proceso de negociación de predios y mejoras
  • manejo diferencial de zonas naturales
  • identificación de opciones de financiación de la intervención institucional en el PNN Paramillo.

En el diagrama 1. se presentan de forma esquemática las opciones disponibles para intervención en el PNN Paramillo y los requisitos complementarios para su implementación. El punto de partida en cualquier caso es la consolidación institucional del PNN Paramillo.

Figura 1. Opciones de intervención institucional en el PNN Paramillo.


Estas tres opciones son:

  • reforma legislativa para efectuar un relinderamiento del parque por razones distintas a las estrictamente ecológicas, la recategorización o la creación de distritos de manejo integrado. Esta opción requiere el desarrollo y adopción de un plan de convivencia entre los colonos y el PNN Paramillo para evitar en el futuro tanto la reocupación del área de conservación como el estímulo a ulteriores reducciones.
  • despoblamiento total que requiere un proceso largo y complejo de concertación con las comunidades involucradas, pues es inevitable que éstas exijan algún tipo de compensación por el trabajo invertido en la adecuación de áreas de explotación agropecuaria; gran cantidad de recursos financieros para la adquisición de tierras adonde se desplazarían las comunidades involucradas y muy seguramente complejas concertaciones interinstitucionales, reforma agraria e inversiones de varios sectores en las áreas receptoras de población.
  • despoblamiento parcial que combina las dos anteriores; i. e., exige algunas reformas legislativas, es un proceso largo y concertado y requiere igualmente el desarrollo de un plan de convivencia.

De no adoptarse ninguna de las opciones citadas arriba, aún así se lleve a cabo la consolidación institucional del PNN Paramillo aquí recomendada, el status actual de deterioro progresivo continuará disminuyendo el valor del parque como área de conservación e implicará una reducción de los servicios ambientales que hoy en día provee.

Definir cuál de las anteriores opciones es la más aconsejable es una tarea difícil. La UAESPNN ha sido muy clara en su interés de aplicar sensu stricto la legislación vigente referente a las áreas de conservación, lo cual implica que el despoblamiento total y rápido del PNN Paramillo es la única opción aceptable.

Sin embargo, esta posición extrema no parece ser viable desde el punto de vista socio-político ni financiero, simplemente por la gran cantidad de familias hoy en día asentadas en el parque, por la antigüedad de los asentamientos y por lo extenso del área ocupada (mapa 1. y tabla 1.).

Desde un punto de vista meramente práctico, la reforma legislativa es la opción más viable socialmente y la que conlleva menores costos. Pero ésta implica la reduccción entre un 15 y 30% de los biotopos basales y de páramo donde tradicionalemente se han asentado las comunidades campesinas del parque y por tanto la pérdida de la integridad ecológica del área de conservación (mapa 2.).

Por otra parte, su implementación puede en el mediano plazo traducirse en estímulo para nuevos asentamientos y nuevas solicitudes de realinderamiento y sentar precedentes indeseables para el manejo de otras áreas de conservación en el país. (p.ej PNNs Macarena, Chingaza, Sierra Nevada de Santa Marta, etc., aquejados de problemeas semejantes)

El despoblamiento parcial indudablemente ofrece dificultades para su implementación, pues además de reformas legislativas –o por lo menos flexibilización temporal de la normatividad– exige de una parte la formulación de un mecanismo de concertación con las comunidades involucradas y de otra la experimentación con esquemas de convivencia parque-comunidad que hoy en día no están disponibles. Presenta la ventaja de que puede llevarse a cabo en forma paulatina, de tal manera que permite su perfeccionamiento a medida que el proceso avance y que puede ser aplicado en varios sectores simultánea o consecutivamente y permite lograr así eventualmente un despoblamiento total.

Documentos