Autosuficiencia

De Neotrópicos, plataforma colaborativa.
Saltar a: navegación, buscar

Medición de la auto-suficiencia / dependencia en la biodiversidad (cuentas familiares)

Las economías de subsistencia, precapitalistas, como las existentes en los municipios del POEM o en la Depresión momposina que incluye la región de OED, se basan en la relación trabajo – recursos (opuesta a la relación trabajo – salario). Entre estos recursos, la diversidad de plantas y animales se constituye en la constelación más importante; sin embargo, la diversidad de recursos difiere de la biodiversidad pues las actividades extractivas, e. g., recolección, cacería, pesca, etc., de diversas especies no es simétrica ni basada en su abundancia natural, de tal manera que las cohortes de organismos para medir riqueza o uniformidad –en la naturaleza o en la cultura– son diferentes.

En los EIA, comúnmente se documenta el valor cultural de la biodiversidad; sin embargo los medios de cómputo van desde los meros listados de especies utilizadas por una comunidad, hasta valoraciones a precios de mercado de especies consumidas en un tiempo determinado por una comunidad particular. Estos últimos se pueden traducir a tasas de consumo (cantidad por unidad de tiempo), ingrediente fundamental para el computo de la persistencia (sostenibilidad) de un recurso.

La supervivencia (ver UAF) es en realidad un vector complejo que varía tanto espacial como temporalmente (diferencias inter- e intraculturales), conformado por actividades extractivas (pesca, caza, recolección), productivas (agricultura, ganadería, zoocría), laborales (jornaleo y canje de mano de obra), comerciales (venta o canje de excedentes de producción), frecuentemente con subsidios (remesas y descuentos) en diferente proporción. La información de campo y los instrumentos de registro y análisis deben reflejar esta complejidad.

Al igual que para los estimativos de biodiversidad, conviene discutir el papel del contexto cultural de las observaciones y mediciones sobre la dependencia en la diversidad. Como ejemplo, cabe citar las regiones de Chocó, PNN Paramillo, POEM y Panzenú, en las cuales diversas culturas ejercen demandas diferentes sobre básicamente los mismos recursos, de tal manera que se esperan tensiones diferentes sobre la biodiversidad en territorios de diferentes culturas. El ejemplo más claro, documentado detalladamente por Neotrópicos, et al., en 1996 es un transecto valle del Atrato - valle del Baudó - llanura de Pacífico, en donde el territorio es compartido entre culturas aborígenes, negras y mestizas/blancas. Una situación análoga ocurre en el PNN Paramillo.